Empresario ofrece una fortuna a quien resuelva este misterio

El Hombre de Marree, visto por primera vez en Australia en 1998. (Wikimedia Commons).

A 60 kilómetros de la pequeña ciudad de Marree en el sur de Australia se encuentra una meseta desierta en la cual, está presente uno de los mayores misterios modernos sin resolver del país: líneas que corren sobre la tierra estéril y que forman una figura humana. 

Lee también:

¿Por qué los Humanos no hemos podido hallar vida extraterrestre?

Se trata de un aborigen empuñando un palo o boomerang y es una figura con líneas de 30 centímetros de profundidad que se extiende más de 4.2 kilómetros. Se le conoce como el Marree Man y se trata de un geoglifo del cual no se ha podido revelar el origen. 

Apareció por primera vez en 1998, y desde su descubrimiento nadie ha reclamado su autoría por lo que ha dado lugar a innumerables teorías e investigaciones. No obstante, un empresario australiano ofrece 3 mil 712 dólares a quien brinde información sobre su creación. 

Dick Smith, fundador de una empresa de electrónicos y alimentos, decidió investigar el misterio en 2016. Durante los dos últimos años, él y su equipo han estudiado, de forma minuciosa, imágenes, videos, diversas teorías y revisado las pocas pruebas al respecto aunque sin resultados.

Smith apunta que un grupo fue el responsable de la creación del geoglifo y ahora espera que el considerable premio en efectivo ayude a encontrar nueva información al respecto de cómo se realizó la figura. En una entrevista el empresario comentó “no hubo errores, fue muy profesional”.

“No puedo ver cómo lo hizo una persona, tendrías que tener tres o cuatro personas para hacerlo y tomaría semanas ponerlo. En ese caso ¿cómo se ha mantenido en secreto durante tantos años?”, cuestionó Smith.

La teoría más popular al respecto de la creación de la figura está detrás de un estadounidense o un grupo de estadounidenses.

Inmediatamente después del descubrimiento en 1998 se enviaron por fax una serie de comunicados de prensa al Hotel Marree y al periódico local The Advertiser, que describían la creación de “la obra de arte más grande del mundo”. 

Sin embargo, al respecto de estos faxes las personas se percataron del uso de la ortografía y el estilo estadounidense del inglés, incluido el uso de millas en lugar de kilómetros. Además, en el lugar apareció una placa enterrada con la imagen de la bandera estadounidense y los anillos olímpicos. No obstante, la creencia general es que estas pistas son falsas.

Por ello, existe una teoría alternativa que acredita al artista aborigen Bardius Goldberg como responsable de la creación. Goldberg, que vivía en Alice Springs, llegó a decir que él era responsable del Marree man, entre sus amigos. Sin embargo, la afirmación nunca se confirmó y el artista murió en 2002.

En tanto, otros han teorizado que el geoglifo fue una creación del Ejército del país, aunque otros apuntan a que es responsabilidad de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, que dejó la figura hecha tras abandonar Woomera hacia finales de la década de 1990.

Con el paso del tiempo, el ambiente del desierto casi borró por completo al Hombre de Marre hasta que en 2016, habitantes locales araron una vez más las líneas que en la actualidad mantienen vivo tanto el misterio, como a la figura.

Con información de CNN.