Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Senado declara 2020 Año de Leona Vicario. ¿Quién fue ella y qué hizo?

Leona Vicario fue una de las mujeres que participó en la lucha por la Independencia de México
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Dominio Público)

Con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, el gobierno federal se ha apoyado en diversas figuras históricas para comunicar la necesidad de una ‘Cuarta Transformación’. Benito Juárez, Emiliano Zapata y Francisco I. Madero han sido algunos de estos famosos personajes, pero también se ha destacado el nombre de una mujer no tan conocida entre la población: Leona Vicario.

Te recomendamos: Las mujeres ganadoras del Premio Nobel que cambiaron el mundo

Esta semana, el Senado de la República aprobó por unanimidad una resolución que declara el 2020 como el Año de Leona Vicario, Benemérita Madre de la Patria, por lo que el próximo año se llevarán a cabo diversas actividades culturales que elevarán el perfil de esta importante figura histórica. Lo que cede a la pregunta:

¿Quién fue esta persona que incluso fue invocada por el presidente López Obrador cuando dio su primer grito de la Independencia?

Además de Josefa Ortíz de Domínguez, Mariana Rodríguez del Toro y Gertrudis Bocanegra, Leona Vicario fue una de las mujeres que jugaron un papel importante durante el movimiento de independencia en México.

María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador nació el 10 de abril de 1789 en la Ciudad de México, hija de un próspero comerciante español y una mujer criolla.

Gracias a las condiciones económicas y sociales de su familia, la joven Leona recibió una educación ejemplar, algo fuera de lo común para una mujer de la época. Durante sus estudios, se enamoró de un discípulo de su tío, un joven abogado de nombre Andrés Quintana Roo.

A causa de las diferencias ideológicas entre su familia y Quintana Roo, no pudieron casarse. Este último se incorporó a la lucha revolucionaria, mientras que Vicario optó por apoyar la misma causa, aprovechando su lugar en la alta sociedad de la Ciudad de México.

Leona Vicario invirtió su fortuna en el movimiento de independencia, al que dio prioridad sobre su bienestar personal, y también escribió artículos que promovían los ideales revolucionarios en los periódicos afines a la causa.

Leona Vicario estuvo vinculada a un grupo de nombre ‘Los Guadalupes’, que intercambiaban mensajes revelando movimientos de las fuerzas realistas para darlos a conocer al ejército Insurgente.

Cuando uno de estos mensajes fue interceptado por los realistas, fue encarcelada en el Colegio de San Miguel de Belén, conocido también como Cárcel de Belén.

Pudo escapar en abril de 1813 y terminó por unirse al movimiento insurgente en Tlalpujahua, Michoacán, donde Quintana Roo luchaba bajo las órdenes de Ignacio López Rayón. Vicario ayudó a establecer una fábrica de armas en la que se construían fusiles y cañones.

De esta manera, Vicario ayudó al ejército de José María Morelos, contribuyendo con la planeación estratégica, la administración de finanzas y la supervisión de la atención de heridos y enfermos. También participó activamente en el Congreso de Chilpancingo hasta la captura de Morelos.

A diferencia de muchos héroes de la Independencia que fueron fusilados, traicionados o exiliados, con el triunfo definitivo de los insurgentes, Vicario pudo recuperar sus bienes y llevó una vida pacífica dentro de la nueva sociedad mexicana.

Murió en la Ciudad de México el 21 de agosto de 1842, a los 53 años de edad.