¿Con qué verduras empezar un huerto en casa?

Con estos cinco vegetales podrás comenzar un huerto en casa para una alimentación sana y nutritiva.
Imagen de arcgivo. (Pixabay)

Los huertos en casa son una alternativa que nos permite mejorar nuestra economía y cultivar alimentos específicos libres de pesticidas, a continuación te diremos con qué vegetales puedes comenzar uno.

Te recomendamos: ¿Cómo cultivar ajo en casa utilizando una maceta?

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, los huertos en casa “se están convirtiendo en una fuente cada vez más importante de alimentos e ingresos para las familias pobres de las zonas urbanas y periurbanas”, por lo que iniciar uno podría serte de gran utilidad.

Cultivar vegetales como los tomates, las zanahorias, el pimiento, las espinacas y los guisantes es una gran forma con la que comenzar un huerto orgánico, por lo que a continuación te enlistaremos los beneficios de cada alimento.

Espinacas

Al igual que el brocoli y las coles, estas verduras pueden cultivarse de forma sencilla en casa siempre y cuando se mantenga 30 centímetros de distancia entre cada planta.

Puedes colocarlas en un macetero esparciendo las semillas en él y manteniéndolas en un lugar lejano al sol y al calor.

Este alimento es antiinflamatorio y posee buenas cantidades de hierro, además de aportarte beneficios neurológicos para regular la presión arterial y mejorar el metabolismo-

Guisantes

Los guisantes o chicharos poseen una gran carta de nutrimentos entre los que encontramos minerales, fibras, azúcares, hidratos de carbono y proteínas además de la vitamina A.

Este alimento es sumamente eficaz para tratar problemas como el colesterol y tiene un gran efecto en el sistema nervioso que nos lleva a mejorar el sueño.

Te recomendamos cultivarlos en otoño en un clima fresco. Se adaptan a todo tipo de suelos, por lo que puedes iniciar a cultivarlo en una maceta para observar su crecimiento.

Son excelentes para hacer fértil la tierra, ya que al fijar el nitrógeno en ella te facilitarán el cultivo de otros alimentos.

Tomates

Este alimento aporta altas cantidades de nutrientes como el potasio o el fósforo a nuestro organismo, sin mencionar que es un rico antioxidante que nos brinda vitaminas A, C y E.

Previene enfermedades como el cáncer o la diabetes, así como afecciones cardíacas y es utilizado en una gran variedad de platillos.

Su cultivo requiere de mucha luz y un riego semanal durante un par de días. Deberás destinarle un espacio profundo, pues sus raíces llegan a ser largas y profundas.

Zanahorias

Las zanahorias son otros de los vegetales más sencillos de cultivar, pues solo requerirán humedad en la tierra y poco riego.

Son ricas en vitamina A y fibra dietética, además de contribuir a la mejora de la vista y el fortalecimiento de dientes y encías.

Su siembra puede realizarse todo el año.

Pimientos

Además de ser una importante fuente de folato, tiamina, manganeso y vitaminas B6 y C, los pimientos son una gran alternativa para iniciarte en el cultivo orgánico.

Requieren un poco de sol y una distancia entre 40 y 50 centímetros entre cada plata para un buen crecimiento.

No debes dejarlos en baja temperatura, y además, necesitarán que les des  un riego constante.