Ver ahora

¿Qué tan cerca está el Amazonas del colapso?

Deforestación en la selva amazónica, en Itapuã do Oeste, Brasil. (Mario Tama/Getty Images).

Para nadie es un secreto que las selvas y bosques del mundo se están reduciendo a una velocidad dramática debido a la deforestación causada por el hombre. Uno de los casos más alarmantes es el del Amazonas.

De acuerdo a un estudio publicado por la revista Science Advances, la región amazónica, considerada la selva tropical más grande del planeta, vive un momento crítico.

Tan sólo de 1970 a la fecha se han perdido más de 765 mil kilómetros cuadrados de selva, con una pérdida anual de 5 mil kilómetros cuadrados (entre las décadas de 1990 a 2000 la mengua llegó a ser de 15 mil kilómetros por año).

Esta investigación, comandada por Carlos Nobre de la Academia de las ciencias de Brasil y por Thomas E. Lovejoy de la Universidad George Mason en Virginia (EE.UU.), reveló que la deforestación en la selva del Amazonas supera el 20% de su extensión original, y está muy cerca de alcanzar el punto de no retorno.

Deforestación de árboles en la sección de la selva del Amazonas de Abuna, Brasil (Mario Tama/Getty Images).

Nobre y Lovejoy establecieron que este punto de inflexión llegará cuando la deforestación haga que el ciclo del agua deje de retroalimentar a los ecosistemas que conforman la Amazonía. Por supuesto la población humana del sur del continente también se vería afectada.

Si el clima cambia -por la deforestación o el calentamiento global- existe el riesgo de que más del 50% del bosque amazónico se convierta en una sabana degradada”

… afirmó Nobre. También señaló que, tan sólo en los últimos 50 años, la deforestación en la vegetación del Amazonas llegó al 17%. De acuerdo a sus pronósticos basta un 3% más para que la selva deje de ser sustentable.

Aún y con estas amenazas este panorama aún puede revertirse. Para lograrlo se requiere la intervención inmediata de la sociedad y gobierno de los países sudamericanos, algo que de acuerdo a Nobre luce complicado:

El hecho de que la deforestación continúe es una demostración de la dificultad, o casi quiebra, de la democracia representativa en nuestros países sudamericanos. La democracia representativa ya no funciona en Brasil debido a que la voluntad de la mayoría de la población brasileña de preservar la Amazonía no tiene correspondencia en las acciones políticas que vemos que emanan de los estados brasileños”

Con información de Science Advances