Qué es el nuevo coronavirus / COVID-19

Todo lo que debes saber sobre la enfermedad responsable de la pandemia actual
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
(AP Photo/Kathy Willens)

Cuando un misterioso brote de neumonía atípica sacudió a la ciudad de Wuhan a finales de 2019, es muy probable que nadie tuviera ni la más mínima sospecha de que aquel fenómeno local terminaría por desencadenar la peor pandemia del siglo XXI.

Te recomendamos: Mitos y mentiras sobre el Coronavirus

Con el inicio del año nuevo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tenía identificado al responsable de colapsar a una de las ciudades industriales más importantes de China.

Se trataba de una cepa que pertenecía a la familia de los coronavirus (Orthocoronavirinae), viejos enemigos de la raza humana que ya habían causado estragos en 2003 con el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) y en 2012 con el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS).

Dada la experiencia que China tenía tras el brote del SARS, el resto del mundo no le prestó mucha atención a la tragedia que se desenvolvía, primero en la provincia de Hubei, luego en el resto del país, y pocas semanas después en otros países del sudeste asiático, así como en Corea y Japón.

Ya en febrero, parecía evidente que los esfuerzos de contención habían fracasado. Tanto la OMS como las autoridades chinas habían subestimado la capacidad de contagio de este nuevo coronavirus, bautizado por la entidad internacional como SARS-CoV-2.

Al mes siguiente, miles de millones de personas por todo el mundo estaban encerradas en sus casas. Mucha gente se mostraba alarmada y confundida con esta situación sin precedentes, escribiendo lo siguiente en las herramientas de búsqueda:

¿QUÉ ES EL CORONAVIRUS?

Antes de abordar el tema, hay que resaltar que “coronavirus” y “COVID-19” no son términos que significan lo mismo. Coronavirus se refiere a una familia de virus de origen animal que puede provocar enfermedades respiratorias en seres humanos. El nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, es la cepa responsable de la pandemia actual. COVID-19 es el nombre de la enfermedad provocada por esta cepa, lo que quiere decir coronavirus disease 2019.

Aunque las autoridades internacionales de salud no han podido determinar como fue el origen de transmisión, las primeras investigaciones indicaron que el paciente cero pudo contraer esta cepa en uno de los “mercados húmedos” de Wuhan, comercios que venden y distribuyen carne proveniente de diversos animales silvestres.

Así como otras cepas de los coronavirus, es muy probable que SARS-CoV-2 tenga su origen en los murciélago del sudeste asiático, y que alguno de estos ejemplares haya infectado a otro mamífero. Ciertas investigaciones han señalado que este mamífero intermedio pudo haber sido un pangolín malayo, ya que se han hallado otras cepas similares al SARS-CoV-2 en la sangre de estos animales.

El pangolín malayo es una especie en peligro crítico de extinción, víctima del tráfico ilegal de animales exóticos en el mercado negro. En China, este animal es cotizado por sus escamas, ya que la medicina tradicional les atribuye propiedades medicinales; su carne también se disfruta como un manjar entre la élite.

PRIMEROS SÍNTOMAS DE COVID-19

Existe una serie de signos, síntomas y complicaciones que pueden ser indicadores de que tienes COVID-19. Hay dos factores que tomar en cuenta: 1) el cuadro clínico puede aparecer entre dos y 14 días después de la exposición al virus (el periodo de incubación se ha calculado que es de cuatro o cinco días), y 2) Ante la sospecha de padecer cualquier enfermedad uno debe de consultar a su médico.

1. Falta de aliento – Uno de los síntomas de mayor gravedad es la falta de aliento. Debes buscar atención médica de inmediato si tu pecho se tensa o comienzas a sentir que no puedes respirar lo suficiente como para llenar tus pulmones de aire.

2. Fiebre – La fiebre es un signo clave del COVID-19. La temperatura normal es de 37 grados Celsius. Se puede considerar que uno tiene fiebre con una temperatura de 37.7 grados Celsius.

3. Tos seca – El COVID-19 no provoca una tos cualquiera, como la que uno hace cuando quiere aclarar la garganta; es seca y muy molesta. Sin embargo, en 33 por ciento de los casos, la tos puede presentarse con mocos y flemas.

4. Escalofríos y “cuerpo cortado” – Dolores corporales y escalofríos que continúan a lo largo de una semana pueden ser señales de la enfermedad provocada por el coronavirus.

5. Confusión – Si experimentas confusión repentina o dificultad para despertar aunada a síntomas respiratorios, debes acudir a tu médico cuanto antes.

6. Problemas digestivos – En un estudio en China se consignó un subconjunto único de casos más leves en los que los síntomas iniciales fueron problemas digestivos como diarrea, a menudo sin fiebre.

7. Conjuntivitis – Un porcentaje muy reducido de infectados reportan haber padecido conjuntivitis en estudios de China y Corea del Sur. Lo cierto es que, si tienes los ojos enrojecidos sin ninguna causa aparente, debes consultar a un médico. Recordemos que los ojos son una vía de contagio de la enfermedad.

8. Pérdida del olfato y del gusto – Cada vez son más los reportes que apuntan a la anosmia, la pérdida del olfato, como uno de los síntomas relacionados con el COVID-19.

9. Fatiga – Un signo de temprano de COVID-19 puede ser la fatiga, reportada en 30 por ciento de los casos confirmados. Además, es en muchas ocasiones que esta manifestación de la enfermeda puede continuar incluso después del periodo de recuperación.

10. Dolor de cabeza – Casi el 14 por de 6 mil casos de COVID-19 en China reportados por la OMS tenían síntomas de dolor de cabeza y dolor de garganta.

Persona fallecida de covid envuelta en plástico en Nueva York (AP Photo/John Minchillo)

SÍNTOMAS GRAVES DE COVID-19

Los especialistas señalan que la buena noticia de COVID-19 es que se apega al “clásico patrón” 80-15-5. Este patrón nos indica que, en el 80 por ciento de los casos, los síntomas son similares a los de un resfriado, si es que estos se manifiestan. En el 15 por ciento, COVID-19 se manifiesta con síntomas similares a la influenza estacional, y a veces pueden requerir hospitalización.

Lo preocupante es el 5 por ciento de los casos, los que suelen desarrollarse en personas de la tercera edad o en pacientes con condiciones previas. Estos enfermos deben ser sometidos a una atención médica especializada, lo que incluye ser conectados a un ventilador, también conocido como respirador artificial.

En casos críticos, COVID-19 puede provocar dificultad para respirar, neumonía e incluso la muerte. La tasa de mortalidad de covid se calcula en 1 por ciento, es decir, una de cada cien personas infectadas con el nuevo coronavirus mueren de esta enfermedad. Esta tasa es diez veces mayor a la mortalidad de la influenza A/H1N1.

Los coronavirus reciben este nombre por la “corona” que envuelve al núcleo (Photo by CDC/Getty Images)

¿CÓMO SE TRANSMITE EL NUEVO CORONAVIRUS?

De persona a persona – existe suficiente evidencia para determinar que el coronavirus se puede transmitir de una persona a otra de dos maneras:

1. Entre dos o más personas que se encuentran a menos de un metro y medio de distancia. Es por tal motivo que una de las medidas de prevención más insistentes es la de mantener “sana distancia” cuando estás frente a alguien.

2. A través de gotículas respiratorias que una persona despide de su boca cuando tose o estornuda. Si estas gotículas caen en la boca o en la nariz de una persona sana, el virus se desplaza hacia los pulmones.

¿Puede el virus ser transmitido por una persona infectada que no presenta síntomas?

Aunque las probabilidades de contagio aumentan considerablemente cuando los síntomas del infectado son evidentes (tos seca y fiebre), se han documentado casos de personas asintomáticas con capacidad de contagio.

Es por tal motivo que siempre se debe mantener “sana distancia” y quedarse en casa el mayor tiempo posible, incluso cuando alguien no se siente enfermo.

De superficie a persona – Cuando una persona infectada tose o estornuda sobre una mesa de madera, por ejemplo, dicha superficie estará contaminada por unas horas con rastros del virus.

Si una persona toca con sus manos dicha superficie contaminada, y luego se lleva las manos a su boca o a la nariz, esta persona podría quedar infectada.

Cuál es la frecuencia de transmisión – COVID-19 ha demostrado ser un virus que se transmite con mucha facilidad y de manera sostenida, lo que aumenta la probabilidad de que se manifieste un brote por contagio comunitario.

El contagio comunitario ocurre cuando ya no se trata de casos importados, sino que el virus se ha propagado entre la población de una zona.

Cabe mencionar que no hay evidencia alguna de que los animales puedan transmitir esta cepa de coronavirus a los seres humanos, aunque sí hay escasa evidencia de que este virus pueda ser transmitido a mascotas, como perros y gatos, aunque los síntomas son mínimos.

Hospital temporal en Irán (AP Photo/Ebrahim Noroozi)

¿CUÁLES SON LOS GRUPOS VULNERABLES?

Aunque la tasa de mortalidad de COVID-19 es del 1 por ciento, algunos países se han visto más afectados por otros por la pandemia. Esto se debe a la prevalencia de grupos vulnerables dentro de una sociedad.

Los grupos vulnerables que desarrollan casos graves de la enfermedad con mayor frecuencia son:

Personas de la tercera edad, no obstante su estado de salud.

Personas de cualquier edad con patologías previas. Estas enfermedades incluyen:

  • Enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC), como el enfisema y la bronquitis.
  • También personas que padecen asma. Enfermedades cardiovasculares.
  • Insuficiencia renal crónica.
  • Diabetes.
  • Hipertensión arterial.
  • Cirrosis hepática, hepatitis.
  • Enfermedades neurológicas como el Parkinson.
  • Personas con un sistema inmunológico debilitado, ya sea por quimioterapias o enfermedades como el VIH/Sida.
  • Personas con graves problemas de sobrepeso.

En lo que respecta a menores de edad, estos no son un grupo vulnerable, lo que no equivale a decir que sean inmunes. Los primeros datos obtenidos a nivel nacional en Estados Unidos sugieren que, si bien el covid no suele manifestarse con gravedad en los niños, algunos sí se enferman lo suficiente como para requerir atención hospitalaria.

El informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades muestra que la fiebre, tos y dificultad para respirar son los síntomas más comunes entre niños, pero se presentaron con menor frecuencia que en los adultos. Los resultados son parecidos a los reportes de China sobre cómo afecta el nuevo coronavirus a los menores.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

La Secretaría de Salud recomienda una serie de medidas para evitar el contagio de COVID-19. La primera es lavarse las manos con frecuencia, usando agua y jabón o un desinfectante para manos a base de alcohol con un concentrado de 60 a 80 por ciento.

La técnica correcta de lavado consiste primero en enjuagarse las manos para eliminar los residuos en la piel, tallar las palmas, y de manera circular, los dorsos, regresar a los espacios entre los dedos, los nudillos, los pulgares y la punta de los dedos.

También se debe limpiar y desinfectar superficies de contacto frecuente al menos una vez por día con alcohol, toallitas desinfectantes o solución clorada.

Los teléfonos celulares y dispositivos electrónicos pueden tener hasta 18 veces más bacterias que un baño público y son foco de infecciones. Usa toallas desinfectantes para limpiarlos.

Al momento de toser o estornudar es muy importante hacerlo contra el ángulo interior del codo, ya que las gotículas que se despiden por la boca son una de las principales vías de contagio.

Por último, es necesario mantener “sana distancia” entre una persona y otra. Lo recomendable es que la gente esté alejada a un metro y medio de distancia de tu cuerpo.

El uso de cubrebocas solo es obligatorio en personas con síntomas de enfermedades de respiratorias, así como en personas encargadas del cuidado de un enfermo. En varios países se ha recomendado el uso general de mascarillas, pero solo como medida auxiliar de prevención.

Hasta el momento, no existe una vacuna para prevenir COVID-19 o un tratamiento para combatir la enfermedad.

Con información de OMS, CDC, Secretaría de Salud y ForoTV.