Inicio  /  Historias
SALUD

¿Qué es la hipersexualidad?

En qué consiste esta compulsión sexual

La hipersexualidad es un diagnóstico propuesto para las personas que tienen relaciones sexuales o piensan en el sexo a través de fantasías e impulsos más allá de lo normal. Te explicamos en qué consiste y cuál es el tratamiento para esta compulsión.

Te recomendamos: No monogamia consensuada: Qué es y cuáles son sus beneficios, según las parejas que la practican

¿Qué es la hipersexualidad?

Los términos adicción al sexo e hipersexualidad se utilizan para describir a las personas que tienen una conducta sexual “excesiva” o “fuera de control” y, como resultado, se sienten angustiadas.

Estas personas pueden participar en actividades como pornografía, masturbación, pagar por sexo y múltiples parejas, entre otras. Como resultado, las personas hipersexuales pueden sentir angustia en otras áreas de su vida, incluido el trabajo y sus relaciones personales.

Síntomas de la hipersexualidad

(Imagen: Pixabay)

Los siguientes criterios pueden ser una forma de identificar la hipersexualidad. Se tienen que presentar durante un período de al menos seis meses:

  • Tiene fantasías, impulsos y / o comportamientos sexuales intensos y recurrentes.
  • Los comportamientos interfieren constantemente con otras actividades y obligaciones.
  • Los comportamientos ocurren en respuesta a estados de ánimo disfóricos (ansiedad, depresión, aburrimiento, irritabilidad) o eventos estresantes de la vida.
  • Participar en esfuerzos constantes pero infructuosos para controlar o reducir las fantasías, impulsos o comportamientos sexuales
  • Participar en comportamientos sexuales sin tener en cuenta el potencial de daño físico o emocional para sí mismo o para los demás.
  • La frecuencia o intensidad de las fantasías, impulsos o comportamientos sexuales causan angustia o deterioro significativo.

Como se mencionó, la hipersexualidad también puede estar relacionada con la depresión y la ansiedad. Algunas personas pueden evitar las emociones difíciles, como la tristeza o la vergüenza, y buscar un alivio temporal al participar en un comportamiento sexual. Los deseos sexuales, por lo tanto, pueden enmascarar otros problemas como la depresión, la ansiedad y el estrés.

¿Cómo se trata la hipersexualidad?

Los posibles tratamientos para la adicción al sexo y la hipersexualidad incluyen una combinación de autoayuda, tratamiento psicológico y, a veces, medicación. El objetivo del tratamiento es ayudarlo a controlar los impulsos sexuales y reducir los comportamientos excesivos mientras mantiene actividades sexuales saludables. Algunas personas también necesitan tratamiento para otra afección de salud mental, como un problema de abuso de alcohol o drogas, ansiedad o depresión.

Con información de Clínica Mayo