Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Qué es el fracking y cuál es su impacto ambiental?

La fracturación hidráulica es una técnica que posibilita y/o aumenta la extracción de petróleo y gas del subsuelo.
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Imagen de archivo (Spencer Platt/Getty Images)

Con frecuencia escuchamos el término ‘Fracking’ cuando hablamos de temas energéticos. Sin embargo, muchos ignoran en qué consiste y por qué su aplicación es tan polémica.

Te recomendamos: Las devastadoras consecuencias del cambio climático en México

El fracking, también conocido como fracturación hidráulica, fractura hidráulica o estimulación hidráulica, es una técnica que posibilita y/o aumenta la extracción de petróleo y gas del subsuelo.

Estos combustibles, que son conocidos como hidrocarburos de lutitas o shale, suelen estar atrapado en los poros de formaciones rocosas poco permeables llamadas ‘lutitas bituminosas”, que se encuentran en el subsuelo a una profundidad de entre mil y 5 mil metros.

El proceso que se sigue en el fracking es:

  1. A presión se introducen al subsuelo millones de litros de una mezcla de agua, químicos y arena por medio de una tubería de acero.
  2. Este líquido provoca una fracturación en las rocas porosas, liberando gas.
  3. El hidrocarburo obtenido es enviado a la superficie para su almacenamiento y procesamiento.

Consecuencias ambientales del fracking

Entre otros efectos adversos, esta práctica de extracción hidráulica disminuye la disponibilidad del agua, poniendo en peligro a los ecosistemas y comprometiendo el derecho humano a la alimentación y el agua.

Se han identificado cerca de 750 productos químicos distintos en las fuentes de agua contaminadas por los fluidos usados en el fracking. Algunas de estas sustancias, como el etanol, benceno, tolueno, etilbenceno y xileno, son consideradas extremadamente tóxicas.

El agua desechada, además de contener químicos, contiene materiales radioactivos que se encontraban en el subsuelo (como el radón), así como hidrocarburos y metales pesados. Esta agua se vuelve inutilizable y queda fuera del ciclo hidrológico.

También tiene un impacto en la salud de las personas que viven cerca de los pozos de fracturación hidráulica, quienes tienen 66% más probabilidades de presentar algún cáncer asociado a la contaminación atmosférica.

La fracturación hidráulica también ocasiona:

  • Impacto a ecosistemas
  • Contaminación atmosférica
  • Contaminación acustica
  • Emisión de gases de efecto invernadero
  • Sismos antropogénicos
Con información de Tribuna