¿Qué es el síndrome de Barrett que afecta a Emilio Lozoya?

El síndrome de Barrett es el resultado de una exposición constante al ácido estomacal o reflujo. 
La Fiscalía lo acusa de los delitos de asociación delictuosa, cohecho y operación con recursos de procedencia ilícita. (Foto: Reuters, archivo)

Emilio Lozoya Austin, ex titular de Petróleos Mexicanos (Pemex), permanece hospitalizado por los dolores de esófago que le provoca el síndrome de Barrett; ¿en qué consiste este padecimiento?

Te recomendamos: Emilio Lozoya comparece, por videoconferencia, desde el hospital

Emilio Lozoya, detenido en España el pasado 12 de febrero, fue extraditado a México el 17 de julio por delitos de corrupción relacionados al caso Odebrecht y Agronitrogenados.

Sin embargo, su comparecencia ante las autoridades fue pospuesta porque el acusado presentó anemia y dolor de esófago al llegar al país.

Durante la audiencia del pasado 28 de julio, se reveló que Emilio Lozoya fue diagnosticado en España con síndrome de Barrett y había comenzado a recibir tratamiento antes de ser trasladado a México.

Pero ¿qué es el síndrome de Barrett?

El síndrome de Barrett, también conocido como esófago de Barrett, es el resultado de una exposición constante al ácido estomacal o reflujo.

El esófago es el conducto alimenticio que conecta a la garganta y al estómago. En su parte inferior tiene un anillo de fibras musculares que impide que los contenidos estomacales sean devueltos.

El síndrome de Barrett se presenta cuando esas fibras musculares no cierran herméticamente, lo que filtra acidez áspera al estómago. Con el tiempo la presencia de este reflujo gastroesofágico puede causar daño tisular.

Hasta ahora se desconoce que causa este síndrome, no obstante, en algunos pacientes hay antecedentes de reflujo estomacal.

¿Cuáles son los sintomas?

Algunos signos que manifiestan los enfermos con esófago de Barrett:

  • Ardor frecuente de estómago
  • Dificultad al tragar comida
  • Dolor en el pecho, aunque con menor frecuencia

¿Hay tratamiento?

Aunque este padecimiento no puede curarse totalmente, sí hay tratamiento para disminuir las molestias.

Aquellos que lo padecen tienen predisposición a presentar cáncer de esófago debido a complicaciones en el reflujo gastroesofágico, sin embargo, esto no ocurre con frecuencia.

 

 

Con información de Mayo Clinic y Medline Plus