Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.
Ver ahora

¿Por qué es peligroso decir que el vinagre es un efectivo desinfectante?

En redes sociales ha circulado el peligroso rumor de que el vinagre puede servir como efectivo desinfectante casero contra el coronavirus.
(Flickr / CC)

En las últimas semanas, mucha información falsa ha circulado a través de redes sociales y servicios de mensajería como Whatsapp y Telegram. Entre todos estos rumores infundados sobre la tecnología 5G, sobre curas milagrosas, sobre los orígenes del virus en una sopa de murciélago o sobre teorías de conspiración, hay un rumor particularmente peligroso: que el vinagre puede servir como efectivo desinfectante casero.

Te recomendamos: ¿Debo lavar las cosas que compro en el súper y cómo hacerlo?

Diversas publicaciones aseguran que el vinagre diluído en agua puede servir como desinfectante. Sin embargo, no hay evidencia científica suficiente para decir que cualquier tipo de vinagre casero puede matar al nuevo coronavirus. De hecho, si el vinagre puede servir, por su acidez, para desinfectar ciertas superficies, no está comprobado que pueda servir para todas las superficies ni que destruya efectivamente al nuevo coronavirus SARS-Cov-2 que produce la enfermedad COVID-19.

Además de que los vinagres de cocina que generalmente utilizamos ya vienen diluidos y muchos de estos remedios caseros recomiendan diluirlo aún más. Si bien el vinagre puede ser efectivo para cortar grasas y darle brillo a algunas superficies o, incluso, para ciertos tratamientos capilares, nada asegura que sea una protección eficiente en contra del nuevo coronavirus.

Hasta ahora, los únicos desinfectantes comprobados y absolutamente efectivos para combatir el COVID-19 es el cloro (20 ml diluidos en un litro de agua), el alcohol etílico (en una concentración de 70% o superior) y el peróxido de hidrógeno (que es un elemento químico usado para desinfectar hospitales). Todos los demás desinfectantes no son ni remotamente tan efectivos como estos tres elementos y, por eso, no deberían recomendarse a la ligera.

(Flickr / CC)

Por otra parte, si quieren buscar qué elementos están aprobados por la United States Environmental Protection Agency (Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos o EPA por sus siglas en inglés), pueden consultar esta lista. Aquí se describe cuáles compuestos químicos sirven para atacar al nuevo coronavirus, en qué superficies son más efectivos y en qué tipo de detergentes pueden encontrarlos.

Mientras tanto, evite seguir las recomendaciones de grupos de facebook o de mensajes en cadena enviados por Whatsapp. Al seguir recomendaciones que no están fundamentadas por una búsqueda científica, corren el riesgo de exponerse y exponer a su familia a posibles contagios. Además, muchas de estas publicaciones proponen cosas aún más peligrosas como la mezcla de diferentes productos del hogar.

Por ninguna circunstancia deben de mezclar productos del hogar. Muchas veces no sabemos suficiente sobre los compuestos químicos que tienen y cómo pueden reaccionar. Por ejemplo, el vinagre, al ser mezclado con el cloro, puede liberar gases profundamente tóxicos y nocivos para la salud. También, puede convertirse en un compuesto altamente inflamable y peligroso. Por otra parte, mezclar alcohol con cloro puede formar cloroformo, un compuesto que puede frenar el diafragma y producir enfermedades en el hígado. De la misma forma, al mezclar cloro con amoníaco puedes causar daño a tus pulmones e hígado. Así lo explicó Carlos Alonso Rius Alonso de la Facultad de Química de la UNAM:

“Para trapear pisos o limpiar paredes se puede usar en una solución diluida de 20 mililitros en un litro de agua, pero no debe mezclarse con otros productos de limpieza, y el área debe ser ventilada. Lo que sí se puede hacer es limpiar con cloro, dejar que se evapore el agua y posteriormente trapear con un limpiador multiusos. Para uso en casa, el hipoclorito de sodio está al cinco por ciento, y si se mezcla con algún ácido como limón, vinagre o productos de limpieza que contengan ácido clorhídrico, se neutraliza la sosa que contiene y genera cloro gaseoso, que es altamente tóxico. El cloro es muy oxidante, produce quemaduras graves, paros respiratorios y afecta las mucosas de la nariz, boca y pulmón.”

Por eso, siempre es mejor seguir las recomendaciones de medios autorizados, no compartas información que no ha sido verificada y sigue al pie de la letra las indicaciones de las autoridades sanitarias.