Inicio  /  Historias
CIENCIA Y TECNOLOGíA

¿Por qué Plutón ya no es considerado un planeta?

Esta es la historia de cómo Plutón dejó de ser el noveno planeta del Sistema Solar

Por muchos años el Sistema Solar tuvo nueve planetas. Millones de niños aprendieron que al final del sistema, donde la luz del Sol parecía demasiado débil, se encontraba Plutón, un planeta pequeño y frío. ¿Cómo pudo cambiar tan súbitamente esa definición? Hoy recordaremos y explicaremos cómo Plutón dejó de ser considerado planeta.

Te recomendamos: Ciudades como Acapulco, Manzanillo y Veracruz desaparecerían por subida del mar: NASA

Durante muchas décadas, generaciones enteras de alumnos aprendían, antes que nada, que la Tierra era redonda, que era un planeta y que había otros ocho planetas en el Sistema Solar. La lista siempre culminaba con Plutón.

Sin embargo, con frecuencia olvidamos que ese planeta fue un descubrimiento del siglo XX. En 1902, el científico Percival Lowell predijo la existencia de un noveno planeta más allá de Neptuno. En 1915, poco antes de morir, incluso dispuso dos lugares precisos donde se debía buscar al escurridizo habitante del Sistema Solar.

Quince años después, en 1930, el astrónomo Clyde Tombaugh encontró al planeta profetizado, en la misma ubicación señalada por Lowell. La Enciclopedia Salvat recoge la primera fotografía de Plutón, donde no era más que un diminuto punto blanco a más de cinco mil millones de kilómetros.

Fotografía de Plutón en la Enciclopedia Salvat. (Imagen: Especial/Salvat)

Contrario a lo que podría pensarse, Tombaugh no nombró al planeta recién descubierto. Ese honor se lo llevó Venetia Burney, una niña inglesa de 11 años aficionada a la mitología grecolatina.

Su elección no pudo ser más precisa: en el mito romano, Plutón es el dios del inframundo y de la muerte. Se trataba de un nombre apropiado para el habitante más grande del Cinturón de Kuiper, que es una enorme dona de asteroides y pequeños objetos que orbita al Sol más allá de Neptuno.

Aunque siempre se le pintó como una gélida roca azul, en realidad la nieve de Plutón es roja. Y se le distingue, ante todo, por un glaciar con forma de corazón que, según la NASA, es el tamaño de Texas y Oklahoma juntos.

Plutón estuvo presente en la ciencia ficción y los libros de texto y, sin darse cuenta, la gente le tomó cariño.

El día en que Plutón dejó de ser un planeta

Con frecuencia los eruditos pelean sobre las definiciones más básicas de su disciplina. Los biólogos tienen intensos intercambios sobre qué es exactamente la vida; los lingüistas hasta la fecha no tienen un consenso sobre qué es una palabra.

De forma semejante, entre los astrónomos siempre ha habido desacuerdos para definir con precisión qué es y qué no es un planeta.

La controversia sobre Plutón estuvo viva por décadas en el mundo académico, pero se intensificó cuando el astrónomo Mike Brown descubrió Eris, un objeto con mayor masa que Plutón.

Tras el hallazgo de Eris, la duda se hizo más concreta: ¿teníamos ocho o diez planetas? Y es que, según los astrónomos iban descubriendo, en el Cinturón de Kuiper podía haber aún más objetos que con una clasificación semejante a la de Plutón.

(Imagen: Especial/WikiCommons/NASA)

Un 24 de agosto del 2006 la Unión Astronómica Internacional (IAU) se reunió para redefinir qué era un planeta. Y bajo la nueva definición de planeta, Plutón ya no tenía lugar en la nomenclatura cósmica.

La IAU definió que un planeta era un cuerpo celeste con una forma aproximadamente esférica que orbita una estrella (aunque incluso en esto hay excepciones, como lo demuestran los planetas errantes). Además, un planeta debía tener una órbita despejada.

Platón fallaba en este último punto y fue así como nació un nuevo término para definirlo: “planeta enano”. Ahora teníamos ocho planetas y muchos potenciales planetoides encabezados por Plutón, un rey destronado.

La controversia continúa

Miles de libros de texto tuvieron que ser corregidos, las enciclopedias perdieron vigencia ante semejante cambio y miles de personas sintieron una particular forma del despecho: aquella verdad que habían memorizado siendo escolares ya no era tal.

Esto no significa que la batalla esté perdida para los nostálgicos que extrañan a Plutón. En 2015 la misión New Horizons de la NASA descubrió que Plutón era, de hecho, más grande de lo que se pensaba.

Plutón fotografiado por la misión New Horizons (Imagen: Especial/WikiCommons)

Alan Stern, quien dirigía la misión, se mostró como un severo opositor a la definición de Plutón como planeta enano e incluso afirmó que otros planetas como la Tierra misma podría ser desclasificados con ese criterio.

Su posición demuestra que aún hay espacio para disenso en esta materia. Nunca se sabe: así como una reunión entre científicos le quitó a miles el gusto de tener un noveno habitante del Sistema Solar, acaso otra reunión nos entregue nueve o diez o más planetas.

Mientras tanto, Platón seguirá orbitando el Sol desde los márgenes del Sistema Solar, muy lejos de nosotros y de nuestras discusiones.