Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Por que las arañas lobo del ártico se están volviendo caníbales?

Las arañas lobo del ártico se han vuelto caníbales y por ello corre peligro la población más joven de estos arácnidos.
La Araña Lobo del Ártico también recibe el nombre de "Licósido". (Wikipedia Commons)

En las última semanas la naturaleza nos ha sorprendido con un gran número de cambios que se manifiestan en diversos ecosistemas y especies alrededor del mundo. En esta ocasión son las arañas lobo del ártico quienes se han vuelto caníbales y toman el protagonismo de esta historia.

Te recomendamos: Aumentan casos de dengue por cambio climático: Jorge Alcocer

Debido al incremento de temperatura en las latitudes del norte, los medios de vida para las especies que viven en él han cambiado.

La falta de alimento para los depredadores de invertebrados ha orillado a las arañas lobo a volverse caníbales y devorarse unas a otras para subsistir.

En una investigación realizada por el Journal of Animal Ecology, investigadores explicaron este comportamiento y dijeron que, a medida que el Ártico se calienta, los veranos se prolongan, ocasionando que estos arácnidos aumenten su tamaño y su reproducción.

El estudio sobre las arañas lobo del ártico

Gracias a los análisis hechos por la Universidad de Washington en St. Louis a la dieta de las arañas hembras, se pudo conocer que las más grandes estarían recurriendo al canibalismo para evitar una sobre población de arácnidos.

En este nuevo sistema biológico, las arañas más jóvenes correrían el riesgo de ser devoradas por las más viejas en un reflejo donde la lucha entre miembros de la misma especie aseguraría los recursos y alimento para las más fuertes.

Si las arañas hembras producen más crías, la competencia entre ellas sería intrínseca, por lo que el caníbalismo formaría una especie de equilibrio natural entre las lobo del ártico.

“Canibalizar a otras arañas de la misma especie reduce la competencia al reducir la cantidad de otras arañas alrededor. Pero la evidencia de otros estudios ha demostrado que las arañas lobo que solo se alimentan con otras arañas lobo no viven tanto como las que comen una dieta más variada” señalaron los expertos.

¿Qué peligro habría si las arañas no dejan de comerse entre sí?

Si las arañas lobo del ártico no modifican su conducta, esto supondría un riesgo que termine siendo un efecto cascada en el ecosistema. Es decir, se reduciría la depredación de estos animales y tal acción influiría en los procesos naturales clave como la descomposición y el ciclo de nutrientes en todo el mundo.

Por supuesto, esto incluiría la liberación de dióxido de carbono y la presencia de otros seres vivos, pero no se debe olvidar que “los cambios en el tamaño corporal, que es una respuesta generalizada a las temperaturas globales más cálidas, pueden afectar no solo la fecundidad sino también la competencia intraespecífica entre los invertebrados”.