Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Por qué en México el pollo es amarillo?

El color de la carne del pollo suele estar determinado por su alimentación.
Precio del pollo en CDMX alcanza hasta los 120 pesos por kilo. (Cuartoscuro, archivo)

Aunque en México la mayoría de la carne de pollo tiene un tono amarillo, también hay otra de color rosa blancuzco ¿por qué se da esta diferencia?

Te recomendamos: ¿Qué son las rayas blancas en la carne de pollo y qué tan saludable es su consumo?

En México la carne de pollo es amarilla; este detalle para casi todos pasa desapercibido, y no es hasta que alguien más observador o que no vive en nuestro país lo menciona, cuando descubrimos que lo habitual en otras regiones del mundo es que este alimento tenga un tono rosa blancuzco.

Un rumor dice que la carne de los pollos de rancho (o de libre pastoreo) es amarilla, pues al tener más movimiento sus músculos adquieren un tono distinto, sin embargo esto es falso.

Y entonces… ¿a qué se debe esta diferencia y por qué el pollo en México es amarillo?

La verdadera razón es que en México el color de la carne del pollo está determinado por su alimentación.

En México la carne de pollo es amarilla porque en su mayoría fueron alimentados con maíz y un compuesto de luteína, que es un extracto obtenido de la flor de cempasúchil y que ayuda a prevenir enfermedades en los ojos de estas aves.

Los pollos de tonalidad más clara, en cambio, son alimentados con distintos tipos de grano y no les añaden luteína.

En conclusión, el color de la carne de pollo obedece a la alimentación del animal, y no tanto a otros factores como su raza, genética o crianza.

 

Con información de Food & Wine