5 características que hacen mortal al COVID-19

Expertos explican por qué el coronavirus es particularmente peligroso en personas de la tercera edad
¿Por qué es tan peligroso el coronavirus? (Imagen: Pixabay)

La pandemia por el coronavirus tiene en jaque al mundo; pese a las medidas sanitarias implementadas en diversos países, el COVID-19 resulta ser una enfermedad particularmente peligrosa. ¿Por qué? Los expertos dan su explicación al respecto enseguida.

Te recomendamos: “Desafío humano”: Controvertido proyecto del Reino Unido para infectar de COVID-19 a personas sanas

1. Asintomáticos podrían contagiar la enfermedad

El coronavirus puede estar en nuestras vías respiratorias sin que nuestro sistema inmunológico se haya dado cuenta y, por lo tanto, alguien con el virus puede no presentar síntomas; sin embargo, de acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud, sí existe la posibilidad de que una persona asintomática “ande por la vida” contagiando la enfermedad. Esto debido a que el virus se propaga por las gotículas que incluso se expulsan al hablar.

Cabe señalar que, hasta el momento, se desconoce la frecuencia de este tipo de contagios; no obstante, la OMS recalca que es posible.

“Este virus es brillante, te permite tener una auténtica fábrica viral en la nariz y tú sentirte completamente bien”, dice el profesor Paul Lehner de la Universidad de Cambridge, entrevistado por la BBC.

2. Los síntomas aparecen tarde

En 2002, el SARS empezaba a ser más infeccioso días después de que el paciente se empezaba sentir enfermo. En contraste, la cantidad de coronavirus en nuestro organismo llega a su máximo el día anterior de que empecemos a enfermarnos. Y, a partir de entonces, podría tardar hasta una semana antes de que el enfermo necesite ser hospitalizado.

“Esta es una táctica evolutiva realmente brillante porque no te metes en la cama de inmediato, sino que sales por ahí y te diviertes”, advierte Lehner.

“No le importa si mueres”, “es un virus que te golpea y se fuga”, señala el investigador.

3. El organismo no está preparado

Otro virus con el que podemos comparar al coronavirus es el H1N1 o gripe porcina de 2009, el cual resultó ser parecido a otras cepas con las que el ser humano ya había estado en contacto.

Sin embargo, la cepa del coronavirus que tiene en graves problemas al mundo es muy distinta a las cuatro cepas que provocan resfriados, por lo que es poco probable que haya inmunidad previa, tal como advierte a la BBC la profesora Tracy Hussell, de la Universidad de Manchester.

Por lo que el Sars-CoV-2 puede ser “un gran shock para su sistema inmunológico”, dice la experta.

De modo que, en este sentido, estamos en un situación similar a cuando los europeos llevaron la viruela al Nuevo Mundo, un caso con mortales consecuencias.

4. Particularmente peligroso para las personas mayores

Que el sistema inmunológico pueda hacer frente a una nueva infección implica mucho ensayo y error. El problema es que en la tercera edad edad empezamos a producir un grupo menos diverso de células T, un componente de este sistema, y, por lo tanto, la resistencia correcta al virus puede llegar demasiado tarde.

5. Tiene un comportamiento difícil de predecir

Si bien comienza como un enfermedad pulmonar, el nuevo coronavirus se comporta de una manera “diferente de cualquier otra enfermedad viral común”, dice Mauro Giacca, catedrático del King’s College de Londres.

Además, no solo mata a las células, sino que se fusiona con componentes del organismo como los sincitios, que, una vez adheridos al coronavirus, empiezan a funcionar mal.

Vía BBC