Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Policías rescatan a 270 perros y desmantelan red ilegal de crianza y venta

Los integrantes de la red cortaban las cuerdas vocales a los animales para que sus ladridos no llamaran la atención de los vecinos
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
La Policía desmanteló una red ilegal de venta de perros. (Foto: Pixabay)

Las autoridades locales rescataron a 270 perros y desmantelaron un negocio familiar que se dedicaba a la crianza ilegal y venta de pomeranias y chihuahuas.

Te recomendamos: Hombre muere atacado por gallo cuando lo llevaba a pelear

El Cuerpo Nacional de Policía detuvo al cabecilla y cuatro personas más involucradas en esta red: su esposa, un informático que vendía los animales a través de Internet y dos veterinarios que ayudaban a “blanquear” el origen de los animales.

Están acusados de maltrato animal, pertenencia a una organización criminal y falsificación de documentos.

Los criaderos ilegales ubicados por las autoridades estaban en Meco y Arganda del Rey, en Madrid (España).

Actualmente se sabe que la operación, que probablemente se realizaba desde hace 10 años, estaba dividida en tres áreas: una zona de cría, otra de animales preparados para la venta y otra zona de animales listos para criar.

De acuerdo con la policía, los perros de las razas chihuahua y pomerania se vendían entre 1,300 y 3,000 euros cada uno (de 26,963 a 62,223 pesos). Se cree que la banda pudo haber obtenido ganancias por la venta de perros por un total de dos millones de euros.

Pese a las grandes ganancias, los animales “se encontraban en pésimas condiciones higiénico-sanitarias”; además la crianza se realizaba “sin ningún tipo de control veterinario”, destacó la policía.

Las investigaciones iniciadas por una denuncia anónima arrojaron que la banda cortaba las cuerdas vocales a los animales.

“Al realizarles las pruebas veterinarias oportunas se comprobó que presentaban síntomas de que les habían cortado las cuerdas vocales, posiblemente para que no ladrasen y pudieran alertar a los vecinos de la existencia de un criadero ilegal de perros en la urbanización”, señaló un agente de la policía.

Pese a lo anterior, la situación está lejos de llegar a su fin. Las autoridades no descartan llevar a cabo más detenciones.

Vía El País