Policía se vuelve adicto por todas las drogas que incautó en su carrera

imagen-ilustrativa-policia-vuelve-adicto-drogas-incauto-carrera

Imagen ilustrativa de un par de policías vigilando la calle (Pexels).

Policía que trabajaba incautando droga, acabó volviéndose un adicto que tuvo que ser ingresado a rehabilitación.

Monje budista arrestado por tener orgías y consumir drogas en templo

José Ricardo Barrera, policía de 24 años de edad que trabajaba patrullando las calles de Medellín, Colombia, aceptó que comenzó a consumir las drogas que incautaba cuando tenía que participar en operativos antidrogas en peligrosos barrios de la ciudad.

Desde los 20 años de edad y durante cuatro años, el agente consumió parte de la cocaína, la heroína y la marihuana que llegaba a decomisarle a los criminales que traficaban con sustancias ilegales.

Sin embargo, este consumo no fue fortuito, ya que el patrullero reveló que sus jornadas de trabajo fueron tan extenuantes que “no tuvo de otra que recurrir a los efectos de las drogas que tuvo a la mano”.

El patrullero incluso reveló que su superior sabía perfectamente que era adicto y que su consumo de estupefacientes crecía rápidamente, pero que lo único que hizo para “remediar su adicción” fue enviarlo al doctor general.

A sabiendas de que esa forma de tratar su adicción no sería suficiente, Barrera ingresó a un centro de rehabilitación.

El cada vez más insistente consumo de estupefacientes hizo que los médicos le diagnosticaran trastornos mentales y de comportamiento. Barrera explica que los especialistas incluso le dijeron que había perdido su capacidad en un 10% por la cantidad de drogas que consumió.

Ahora el agente da a conocer su historia de vida a medios locales, ya que luego de varios años al servicio de la Ley, el departamento de Policía en el que trabajó lo despidió y le retiró el apoyo económico que recibía para recuperar su vida.

Tras conocer su caso, una Corte de Medellín ordenó a la Policía asumir las consecuencias de su negligencia y garantizar su tratamiento, ya que si el uniformado se hizo adicto, fue durante el cumplimiento de su labor y por las largas jornadas de trabajo que tuvo que soportar por cuatro años.

CARGANDO...