Policía intenta poner una multa a toda velocidad y se incendia

Policía intenta poner multa a toda velocidad y se incendia

Un policía de Florida acelera a 220 kilómetros por hora para intentar poner una multa de velocidad y su patrulla se incendia (YouTube/Real World Police)

Un policía en Florida, Estados Unidos, se aventuró a perseguir un auto que circulaba a exceso de velocidad, con el fin de ponerle una multa. Sin embargo, no tuvo un final feliz, pues su patrulla terminó incendiándose y ni siquiera pudo multar al infractor.

La lección que el policía debió aprender por la fuerza es: si la temperatura es muy alta y el pasto o grama están muy secos, no se debe detener el auto sobre él si se ha conducido a velocidades muy altas, pues podría incendiarse con la temperatura del motor.

Policía se lesiona con su propia arma en la colonia CTM Culhuacán

Para lograr detener a una camioneta que viajaba a exceso de velocidad, el policía dio una vuelta en U sobre el pasto de la mediana de la carretera y acelera a más de 220 kilómetros por hora, incluso rebasando a un vehículo por el acotamiento de la derecha, lo que puso en peligro a los demás usuarios de la autopista.

En el audio del video, se escucha cómo el policía dice a su compañero que “no recomienda hacer eso” y que “no lo hace muy seguido”, pues decidió perseguir a la camioneta que va a exceso de velocidad a pesar de encontrarse del otro lado de la carretera.

Todo, para alcanzar a un conductor que iba a 130 kilómetros por hora, lo que supera en 20 los 110 kilómetros por hora reglamentarios.

Se incendia patrulla tras choque en Teuchitlán, Jalisco

Tras hacer sonar la sirena, el policía detuvo su patrulla detrás del auto detenido en el centro de la autopista, sobre la maleza.

Pocos segundos después comenzó a sentir olor a humo, como consecuencia obvia del contacto de la parte inferior del motor, que se encontraba muy caliente por la velocidad a la que había sido sometido, con el pasto y la grama secos por el calor ambiental.

“Huele a humo”, observó el policía, mientras se podía ver en la cámara frontal el ascenso de éste frente al cofre. En ese momento, el policía mete la reversa y revela una porción del pasto que se incendia.

Tras intentar apagar las llamas en la grama con un extintor, sin éxito, el auto se incendió por completo y el policía tuvo que dejar ir al conductor que había detenido, ante un problema mucho mayor.

Con información de Gizmodo y Jalopnik
CARGANDO...