Inicio  /  Historias
ECOLOGíA

Viralizan en redes al “pájaro más fotogénico” del mundo

La especia fue confundida con un búho y cautivó a los usuarios

Las aves son los animales predilectos de miles de personas y algunas de ellas incluso dedican sus vidas a estudiarlas. En esta ocasión te presentamos al podargo, el “pájaro más fotogénico del mundo” según investigadores de Alemania.

Te recomendamos: Aumenta anidación de tortugas marinas en Campeche

Esta ave tiene una habilidad nada para mimetizarse con sus alrededores y, por la colocación de su plumaje, puede posar sobre los árboles sin que los visitantes u otros animales lo noten.

Su pico es ancho y encorvado, sus ojos grandes y ha sido popularizado como el ave más instagrameable” por investigadores de Alemania ya que su imagen es muy particular, graciosa y carismática.

Mediante un estudio en el que se analizaron 27 mil fotografías de pájaros, los expertos determinaron que el podargo era uno de los que más cautivó a los usuarios, dado que su atractivo estético.

Para Katja Thommes, investigadora de la Universidad Hospital Jena, lo que sucedió con esta ave fue que su apariencia inusual captó la atención de las personas que veían sus fotografías, por lo que estuvo convencida de que “parte de la experiencia de la estética humana surge de las características objetivas del estímulo.”

“En el dominio visual, hay ciertos colores, formas e incluso estadísticas de la imagen más fundamentales que son más atractivas para nuestra percepción que otras”, mencionó.

Por otra parte, Gregor Hayn-Leichsenring, detalló:

“Pensé que este método, el puntaje IAA, sería una gran herramienta para investigar fotografías de aves en términos de atractivo estético y de informar a la gente qué aves son las más fotogénicas…

O posiblemente, solo me pregunté por qué a nadie le agradan mis fotografías de ave.”

¿Por qué es especial el podargo australiano?

El podargo australiano, además de tener la habilidad para mimetizarse, posee un pico amplio y aplanado con una apertura sin igual.

Este cambia su tamaño dependiendo el tamaño de su presa y, aunque vive principalmente en el sureste asiático, también se le ha visto en Australia viviendo de forma sedentaria.

Sus ojos, a diferencia de otros pájaros, están colocados hacia enfrente y los estudios afirman que por ello se hacen más “agradables y parecidos a los humanos”. Suelen parecer enojados, pero esto es un efecto visual que en nada afecta su conducta.

“El podargo tiene ese factor sorpresivo ya que simplemente no luce como ninguna otra ave, con sus rasgos faciales casi antropomórfico…

Debo admitir que me he encariñado bastante con esta peculiar ave nocturna”, finalizó Thommes.