Playas de Australia “arden” por temperaturas de hasta 47 grados

Ola_de_Calor

Una persona intenta refrescarse en un día de calor (Wikimedia Commons).

En algunas partes de Australia el termómetro llegó a registrar más de 47 grados centígrados, justo cuando en Estados Unidos se registran tormentas invernales de escala histórica.

Debido al intenso calor que se ha registrado en este país de Oceanía, los australianos han “invadido” sus playas más importantes para refrescarse un poco y sobrellevar uno de los veranos más cálidos en la historia de la isla.

En otros casos hizo tanto calor que el asfalto de las carreteras se derritió y en otros, la temperatura llegó a superar los 47 grados, una de las temperaturas más altas registradas en más de 70 años.

Este domingo 7 de enero, Penrith, un suburbio de Sydney, registró su día más caluroso, según la Oficina de Metereología de Nueva Gales del Sur.

De acuerdo a sus registros, los habitantes de esta ciudad australiana no habían sentido un calor tan intenso desde 1939, cuando la temperatura alcanzó los 47.8 grados centígrados.

Playa_Bondi_Australia
Playa Bondi, uno de los destinos turísticos más famosos de Australia (Wikimedia Commons).

Playa Bondi, uno de los destinos turísticos más famosos de Australia (Wikimedia Commons).

Todo esto mientras una “explosión” del Ártico congela varias partes de la costa este de Estados Unidos, donde las temperaturas son más bajas de lo que se esperaba, llegando incluso a congelar partes del estado de Florida.

Afortunadamente para los australianos, la onda de calor duró solo unas horas, pues al día siguiente la temperatura en Sydney cayó hasta los 28 grados, mientras que en Melbourne, donde el domingo se registró un calor abrasador de 40.1 grados, el clima del lunes no superó los 20 grados.

De acuerdo a la Oficina de Metereología de Australia, el verano australiano no suele superar los 26 grados centígrados en promedio, pero este año los efectos del cambio climático provocaron días de extremo calor que no darán tregua hasta que llegue el otoño.

Si bien no es raro que a veces haya días de extremo calor en este país, los especialistas indican que Australia se ha calentado aproximadamente un grado Celsius desde 1910 y que la duración, intensidad y frecuencia de las olas de calor han aumentado desde entonces.

Un estudio publicado en 2017 advirtió que dentro de 22 años, la temperatura en Sydney alcanzará los 50 grados centígrados debido al calentamiento global.

CARGANDO...