Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

¿Qué es el Pizzagate del qué supuestamente habla Justin Bieber?

¿Y qué relación tiene con Hillary Clinton?
Noticieros Televisa
(Imagen: Plumas Atómicas)

Justin Bieber ha conmocionado al internet con su video Yummy. Los internáutas creen que el video y la letra de la canción es una denuncia del canadiense que reaviva el debate del Pizzagate. Pero, ¿de qué se trata esta teoría de la conspiración? ¿Qué tiene que ver Hillary Clinton? ¿Cómo afectó la política de los Estados Unidos? 

También te recomendamos: Food Porn: ¿qué es y por qué es un éxito en redes sociales?

¿Qué es el Pizzagate?

Todo comenzó el 30 de octubre de 2016, cuando en Twitter comenzó a circular una información que afirmaba que el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) había descubierto un grupo de pedofilia vinculado a miembros del Partido Demócrata tras haber hacheado los correos electrónicos de Anthony Weiner, un congresista condenado por mandar material obsceno a una menor.

Durante octubre y noviembre de 2016, WikiLeaks publicó mensajes de correo electrónico de John Podesta, quien era el jefe de campaña de Hillary Clinton para la presidencia que terminaría por perder con Donald Trump.  Uno de los correos electrónicos, según The New York Times, fue entre Podesta y James Alefantis, el dueño de Comet Ping Pong de D.C., una pizzería. El mensaje hablaba sobre Alefantis como anfitrión de una posible recaudación de fondos para Clinton.

Esto derivó en un teoría a de la conspiración, propiciada por los usuarios del sitio web 4Chan, que comenzaron a especular sobre los vínculos entre el Comet Ping Pong y el Partido Demócrata. Según estos usuarios existía una conexión particularmente perturbadora entre ambos: la pizzería era la sede de una red de tráfico de niños, pederastía y prostitución dirigida por Clinton y Podesta. Esto es a lo que se refieren con Pizzagate. 

La “evidencia” que sustenta el Pizzagate (Imagen: Twitter)

Esta teoría de la conspiración, de que miembros prominentes del Partido Demócrata de alguna manera están involucrados en una red mundial de tráfico de niños, encontró eco en sitios web conservadores de extrema derecha. Esta teoría de la conspiración dio vueltas por 4Chan hasta que alguien publicó un documento largo con  supuesta “evidencia” en Reddit, algunos días antes de las elecciones estadounidenses. El impacto que tuvieron estas supuestas revelaciones trascendieron el resultado de las votaciones, ya que hubo quiénes se tomaron el Pizzagate tan en serio, que casi causan una tragedia.

Ataque a Comet Ping Pong

A medida que las noticias falsas en blogs conservadores de extrema derecha comenzaron a acumularse y difundirse en Twitter, Reddit y Facebook, las redes sociales de la pizzería, Comet Ping Pong comenzaron a llenarse de comentarios de todo tipo, desde los de apoyo hasta los que eran amenazas derivadas de las fake news propiciadas por el Pizzagate.

Alefantis y su personal de 40 personas recibieron amenazas telefónicas y mensajes de texto. Las fotos de los hijos de los clientes publicadas en línea fueron tomadas y utilizadas en artículos como evidencia del círculo de abuso infantil. Muchos de esos clientes, señalaron los medios, contrataron abogados para que les quitaran las fotos. (Vía: BBC)

Comet Ping Pong: la pizzería del Pizzagate (Imagen: Wikipedia)

A medida que aumentaron las amenazas, incluida una persona que apareció en el restaurante para investigar por su cuenta sobre este supuesto círculo de pedofilia, Alefantis contactó a la policía local y al FBI. También se puso en contacto con Twitter, Facebook y Reddit en un esfuerzo por eliminar las publicaciones y las historias sobre la teoría de la conspiración.

Nada de eso funcionó. Las publicaciones en redes sociales, mensajes de texto y llamadas telefónicas continúan aumentando, hasta que la situación empeoró. 

En la tarde del domingo 4 de diciembre de 2016, Edgar Maddison Welch, de 28 años, entró por la puerta principal de la pizzería y apuntó con un rifle de asalto en dirección a un empleado. El empleado huyó y llamó a la policía, pero Welch disparó su arma, dañando las paredes, la puerta y una computadora. Nadie fue lastimado.

La policía rodeó la pizzería, hasta que Welch salió unos 45 minutos después, con las manos en el aire, para entregarse a las autoridades. Le dijo a la policía que había ido al restaurante para “investigar por cuenta propia” los informes de la red de tráfico de niños. Llevaba un rifle, una pistola, una escopeta y un cuchillo plegable. La policía lo acusó de asalto con un arma peligrosa, otros delitos con armas y destrucción de propiedad.

Edgar Maddison Welch, quien atacó Comet Ping Pong por culpa del Pizzagate (Imagen: Washington Post)

Todo por los rumores del Pizzagate.

En una declaración después del incidente en Comet, Alefantis mencionó los peligros de las noticias falsas, como el Pizzagate. “Lo que sucedió hoy demuestra que promover teorías de conspiración falsas e imprudentes tiene consecuencias”, dijo. “Espero que aquellos involucrados en avivar estas llamas se tomen un momento para contemplar lo que sucedió aquí hoy y dejar de promover estas falsedades de inmediato”. (Vía: Washington Post)

¿Y qué tiene que ver Justin Bieber?

De acuerdo con los fans, con Yummy, Justin Bieber denuncia que fue víctima del Pizzagate. Según el Internet, con el video y la letra de la canción, Bieber está dejando saber que sufrió abuso sexual infantil. No es que la letra sea incoherente porque las seis personas que son autoras -sí, requirió de 6 personas para escribirla– carezcan de talento, sino al contrario. Son tan buenos, que denunciaron un círculo de pedofilia.

Sea verdad o no, el Pizzagate es, más bien, un lamentable caso en que un rumor cobró tal fuerza que convirtió una teoría de la conspiración en fake news, que se volvieron tan virales, que tuvieron un alcance que pudo tener un desenlace fatal. No sólo por la influencia que tuvieron en las elecciones para presidente de Estados Unidos, sino que pudo costar vidas humanas. Por eso hay que ser muy responsables con lo que leemos en internet.