Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Autos autónomos y encuentros sexuales fortuitos: una realidad en 20 años

¿Las personas podrán tener más sexo en la comodidad de un vehículo inteligente??
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Los autos autónomos no tendrán conductor, por ello los pasajeros tendrán más "libertad". (Pixabay/Fotorech)

Desde hace años, la ciencia ficción nos ha ofrecido un amplio escenario de posibilidades que podría tener el futuro, uno de ellos, el de los autos inteligentes, voladores y con voluntad propia.

Te recomendamos: Autos voladores llegarán al cielo en 2020

En esta misma línea, pero dentro del mundo real, se encuentran los vehículos autónomos que están desarrollando algunas compañías automotrices en mancuerna con altas esferas tecnológicas, sin embargo, dentro de las maravillas que estos inventos ofrecerán, algunos expertos han destacado una en particular.

Se trata de la posibilidad de sostener un encuentro sexual dentro del automóvil sin atentar contra la seguridad de los pasajeros, ya que según lo informó un estudio realizado por el profesor de turismo de la Universidad de Surrey, Scott Cohen, y la profesora de transporte de la Universidad de Oxford, Debbie Hopkins, en el futuro cambiará la vida social y urbana como la conocemos.

La fusión entre tecnología, velocidad y los ámbitos sexuales tendrá lugar en el cambio industrial que enfrentará el turismo urbano y la vida nocturna, haciendo que las personas que antes debían trasladarse hasta una habitación para dar rienda suelta a la pasión del momento, ahora podrán hacerlo desde un vehículo.

Incluso podría suscitarse un fenómeno sin igual, en el que las industrias de “hoteles de paso” vaya a la baja, ya que sin un conductor que sea testigo de la intimidad de las parejas, su comportamiento socioconductual será más libre y no necesitará de privaciones.

El problema está en que la prostitución también podría crecer, y con ella, todos los elementos que engloba, pudiendo poner en riesgo a algunas personas.

Para esto deberemos esperar algunas décadas, veinte años siendo exactos, ya que se calcula que para 2040 sea el año en que estas unidades entren en circulación en las calles del mundo.

¿Vivirías la experiencia?

Con información de Miami Herald