Personas nocturnas son más proclives a muertes tempranas y padecimientos, según estudio

personas-nocturnas-como-buho

Photo by Charles McQuillan/Getty Images

Las personas nocturnas, aquellas que tienden a dormir y despertar más tarde, tienen un 10% más de probabilidad de sucumbir ante muertes prematuras, según un estudio realizado en 433,000 personas. Además, también son más proclives a padecer varias enfermedades tanto mentales como físicas.

Lee también: Estos son los terribles efectos de trabajar en la noche

Según los autores de la investigación, el noctambulismo –ser más activo de noche que de día– debería ser considerado un problema de salud pública y más esfuerzos deberían de ser destinados en aminorarlos.

Al que madruga…

Los investigadores encuestaron a los 433 mil participantes, cuyas edades estaban entre los 38 y 73 años, si se consideraban “definitivamente una persona mañanera”, “moderadamente una persona mañanera”, “moderadamente una persona nocturna” o “definitivamente una persona nocturna”.

Los científicos revisaron seis años y medio después quiénes entre los encuestados habían fallecido.

Después de ajustar factores como edad, sexo, etnia, tabaquismo, índice de masa corporal y nivel socioeconómico, los resultados –publicados en el journal Chronobiology International– indicaron que las muertes prematuras eran menos recurrentes entre las personas “más matutinas”, y el riesgo aumentaba entre “más nocturnas” fueran.

Además, los “definitivamente nocturnos” tienen 90% más de probabilidad de padecer desórdenes psicológicos y son 30% más proclives a padecer diabetes. También son más susceptibles a los desórdenes gastrointestinales y neurológicos.

leopardo-bebe-bostezando
Leopardo de las nieves bebé bostezando (Foto de Mario Tama/Getty Images)

NEW YORK - AUGUST 14: Biscuit, a baby male snow leopard, yawns while making his public debut at the Bronx Zoo August 14, 2003 in New York City. Biscuit was born June 5, 2003 and weighs eight pounds. Snow leopards live in the high mountains of Central Asia and the wild population is estimated to number in the low thousands. (Photo by Mario Tama/Getty Images)

Cuestión de salud

El estudio no ahondó en las causas específicas de estas diferencias en la salud de cada grupo, pero los investigadores hipotetizaron que probablemente las personas noctámbulas “se lastiman” al tener que estar constantemente ajustándose a los hábitos matutinos del mundo.

“Podría ser estrés psicológico, comer a deshoras, no ejercitarse lo suficiente, no dormir lo suficiente, estar despierto de noche solo, o quizá abuso de drogas o alcohol”, infirió Kristen Knuston, una de las autoras del estudio y profesora asociada de neurología de la Escuela Feinberg de Medicina de la Universidad de Northwestern. “Hay toda una variedad de hábitos poco salubres relacionados con estar solo de noche en la oscuridad”, añadió.

mujer-con-sueno
(Foto de Jeff J Mitchell/Getty Images)

EDINBURGH, SCOTLAND - SEPTEMBER 19: Tellers struggle with tiredness during the count for votes in the Scottish Independence Referendum at Ingleston Hall on September 19, 2014 in Edinburgh, Scotland. Polls have now closed in the Scottish referendum and the United Kingdom await the results of this historic vote. With a substantial turnout at the polling stations the vote is too close to call and the result is expected in the early hours of this morning. (Photo by Jeff J Mitchell/Getty Images)

Según Malcolm von Schantz, profesor de cronobiología en la Universidad de Surrey y otro autor de la investigación, los problemas que experimentan los noctámbulos son un “problema de salud pública que ya no puede ser ignorado”.

“Deberíamos discutir permisos para que los noctámbulos puedan empezar y terminar a trabajar más tarde, donde sea posible”, comentó von Schantz. “Necesitamos más estudios sobre cómo podemos ayudar a los noctámbulos a lidiar con el esfuerzo mayor de mantener su reloj biológico sincronizado con el horario diurno”, concluyó.

La profesora Knuston agregó que solo entre el 40% y el 70% del ritmo circadiano (el “reloj biológico”) está determinado en los genes y el resto depende de factores ambientales y de la edad.

Algunos de los consejos de la profesora (y otros expertos del sueño) para regular el reloj circadiano son:

  • Exponerse a la luz desde temprano, pero evitarla en la noche
  • Mantener una hora para dormir regular; no permitir que se vaya atrasando
  • Ser disciplinado con buenos y saludables hábitos reconociendo la fundamental importancia de la hora de dormir
  • Hacer lo más posible en las mañanas; no postergar deberes para la noche

 

Vía BBC

CARGANDO...