¿Por qué solo hay dos partidos políticos importantes en Estados Unidos?

El complejo sistema electoral de Estados Unidos ayuda a que solo dos partidos tengan oportunidad de ganar la presidencia.

El 2020 es un año importantísimo en cuestión política en Estados Unidos, pues estará en juego la presidencia y, como es costumbre, los partidos Demócrata y Republicano luchan por ganar la contienda. Sin embargo, aunque así lo parece, no son los únicos contendientes a la silla presidencial. Sí, en Estados Unidos hay más de dos partidos políticos.

Te recomendamos: Origen del Partido Demócrata y de su símbolo

Desde el año 1852, un representante de los partidos Demócrata o Republicano ha logrado llegar a ser el presidente de los Estados Unidos, pero eso no significa que sean las únicas expresiones políticas existentes en aquel país. En este 2020 la profesora Jo Jorgensen representará al Partido Libertario, mientas que Howie Hawkins irá por el Partido Verde. Además en el mapa político estadounidense también se encuentran el Partido de la Constitución, el Partido de la Reforma e incluso el Partido Socialista. 

Ahora, tras saber que existen más de dos partidos políticos en el país norteamericano, la gran pregunta es: ¿por qué las elecciones solo se centran en las figuras de los demócratas y republicanos? La respuesta se encuentra en el peculiar sistema electoral de los Estados Unidos. 

A diferencia de México, los ciudadanos no votan por los candidatos de manera directa. En realidad, la sociedad elige a delegados del partido por el que simpatizan y son estas figuras las que posteriormente votarán, ya siendo parte del colegio electoral, por los candidatos.

El mencionado colegio electoral estadounidense está conformado por 538 electores. Por lo tanto, para ganar la presidencia del país norteamericano, un candidato debe obtener 270 votos provenientes de este organismo, lo que representa el 50% más uno de los votos.

Es preciso señalar que cada estado del país cuenta con una cantidad establecida de votos para el colegio electoral y estos se definen con base en la cantidad de habitantes de cada entidad. Entre mayor sea el número de residentes, mayor será el número de votos electorales.

Sin embargo, lo más importante -y quizá más complejo en el sistema electoral de Estados Unidos- es el hecho de que no hay división de votos electorales. Si un candidato gana la mayoría de sufragios populares en un estado, termina llevándose todos los votos electorales de la entidad. Por esto es común escuchar, cuando hay elecciones, que cierto candidato “se llevó” un estado, porque literalmente todos los votos terminaron siendo para él.

Ley de Duverger

De acuerdo al sociólogo francés, Maurice Duverger, mientras el sistema electoral de Estados Unidos siga siendo el mismo, las elecciones siempre serán dominadas por dos partidos políticos, esto debido a que un mayor número de opciones políticas no son viables, debido a que terminan ‘quitando’ votos.

Pensemos en una elección de cinco partidos. El candidato de uno de ellos tendrá un mayor porcentaje de los votos electorales y ganará el estado; sin embargo, si se contabilizaran el número de votos del resto de los cuatro partidos, esta cantidad será mayor a la del ganador, pero al estar dividida en más opciones ninguna podrá igualar al porcentaje del triunfador.

Al ver este proceso, señala la Ley Duverger, los votantes cambian sus hábitos de elección y se inclinan por los partidos que tienen oportunidad de ganar, habitualmente los partidos Demócrata y Republicano.

Por si fuera poco, a la ecuación habrá que sumarle la cuestión financiera. Las campañas políticas en Estados Unidos están respaldadas por empresas privadas, mismas que terminan invirtiendo en partidos con posibilidades de ganar y dejando a un lado a los partidos considerados como pequeños.

De acuerdo a un estudio reciente, cuatro de cada 10 ciudadanos estadounidenses no se siente representado por el sistema electoral de su país, por lo que esto lleva a la siguientes preguntas: ¿será necesario un cambio?, ¿cuándo podría cristalizarse?

El Republicano y el Demócrata, los principales partidos de EUA. (Imagen: Noticieros Televisa)