La clave de la felicidad es ser generoso: ciencia

(Twitter @CruzRoja_MX)

Dicen que para ser feliz hay que darse “gustitos”, pero la ciencia ha demostrado que los regalos que uno hace a uno mismo no nos hacen tan felices como los que les hacemos a los demás.

Según un estudio publicado en la revista Emotion, los regalitos que nos hacemos a nosotros mismos apenas nos suben el ánimo. En cambio, los actos de generosidad que hacemos a los demás nos hacen más felices pues nos hacen sentirnos mejor, así lo explicó la doctora Katherine Nelson, experta en Psicología de la Universidad del Sur de Sewanee (Tennesse, Estados Unidos).

En la investigación participaron 473 voluntarios divididos en 4 grupos que tenían que cumplir diferentes tareas en un periodo de 6 semanas. El primer grupo debía hacer algo para mejorar el mundo (recoger basura); el segundo debía mostrarse atento con otras personas (pagar un café a un amigo, ayudar a alguien a algo…); el tercero debía darse un capricho (un día de vacaciones, por ejemplo); y el cuarto no debía cambiar nada de su rutina.

Los participantes que ayudaron al mundo y a los demás mejoraron su estado de ánimo en una mayor proporción a los que se habían dado un capricho o se habían portado de manera neutra.

La doctora afirmó:

“Hacer algo por los demás permite sentir más emociones positivas, como alegría, satisfacción y amor”

y añadió:

“La gente, al mostrarse atenta con los demás, suele sentirse mejor mentalmente. Por eso cultivamos las relaciones sociales o nos sentimos valorados cuando realizamos una buena acción”

Con información de The Hoffington Post
CARGANDO...