Países Bajos: el primer país sin perros callejeros, ¿cómo lo lograron?

No, no fue con un programa masivo de eutanasia
(AP Photo/Amel Emric)

Mientras en México se opta por la solución fácil del exterminio, otros países han implementado programas más humanos y eficientes para reducir la población de perros callejeros.

Te recomendamos: Arriesgó la vida para salvar a perros de incendio en refugio para animales

Tal es el caso de Países Bajos, cuyo gobierno se encargó de eliminar prácticamente por completo este problema a través de un plan de gestión de población canina conocido como CNVR (Cachar, esterilizar, vacunar y liberar).

Por perro callejero se debe entender cualquier perro que sea visto vagando por la calle (tenga o no dueño, o esté bajo el cuidado de una comunidad), así como los perros ferales, estén solos o en jaurías.

¿Cómo es implementado un plan CNVR?

Para empezar, varios municipios elevaron los impuestos a la compra de perros en tiendas de mascotas, de esta manera, incentivando la adopción en los albergues. En la actualidad, 90% de la población neerlandesa tiene, al menos, un perro en casa.

Varios estudios han demostrado que, al crear una población estéril, la cantidad de perros disminuye. Pero para llegar a este objetivo de largo plazo, es necesario que se tome en serio un plan de información y registro.

Por eso, muchas policías locales crearon divisiones dedicadas a vigilar el trato a los animales, lo que ayudó a fomentar una cultura de respeto a las mascotas y a evitar el abandono de perros por temor a recibir una sanción.

Ahora bien ¿por qué muchos perros son devueltos al mismo lugar donde fueron capturados?

Si los perros no son devueltos, las “vacantes” son ocupadas por otros perros fértiles de los alrededores. Cada perro devuelto toma el lugar de un nuevo animal no esterilizado. La población aumentará menos o incluso disminuirá, porque los perros esterilizados no pueden reproducirse.

Con información de Dutch Review y Stray Animal Foundation Platform.