Padres rescataron a su hija de una secta apocalíptica peruana

patricia-aguilar-padres-tuvieron-que-salvar-su-hija-secta-apocaliptica-peru

Patricia Aguilar conoció al gurú apocalíptico cuando tenía 16 años de edad (YouTube).

Padres salvaron a su hija de una secta apocalíptica peruana. Su secuestrador era un youtuber que asegura que el fin del mundo está cerca.

¿Qué es un “reptiliano” y por qué mucha gente cree que estos seres controlan el mundo?

Patricia Aguilar conoció a Steven Manrique cuando tenía 16 años de edad. Ella es española, oriunda de una localidad de Alicante y él, una especie de gurú apocalíptico y youtuber peruano de 35 años de edad, que la contactó por internet.

Poco más de un año y medio después de que Patricia desapareciera de su casa en enero de 2017, sus padres y las autoridades peruanas dieron con Steven y lo detuvieron. Luego de interrogar a una de sus esposas sobre el paradero de la joven española, la encontraron en medio de la selva central del Perú, viviendo junto a su hijo en condiciones infrahumanas.

Después de escapar con Steven en 2017, Patricia dio a luz a un bebé y quedó a cargo de cuatro hijos de otras dos mujeres. Todos tenían el mismo padre.

La historia de Patricia y Steven comenzó hace aproximadamente tres años, cuando la joven tuvo un sueño extraño que la hizo consultar una página esotérica para descubrir su significado.

El primero en contactarla fue Steven, quien primero se presentó como un amigo y, con el pasar de los meses, fue haciéndose cada vez más cercano hasta convertir a Patricia en “su novia virtual“.

Fue entonces cuando Steven le confesó a la joven que él era un Elegido, un hombre seleccionado por Dios para enfrentar el fin de los tiempos.

“Se vienen muchas guerras,” decía, “todo está escrito y yo vengo a repoblar la Tierra una vez que todo quede hecho cenizas”.

Tras años de “trabajarla”, Steven logró convencerla de dejar a su familia atrás y reunirse con él en Perú. Una mañana de enero de 2017, ya con la mayoría de edad cumplida, Patricia cortó toda comunicación con sus padres, primos, tíos y hermanos, y tomó un vuelo al país sudamericano.

El youtuber del apocalípsis

Steven Manrique es técnico electricista, pero gran parte de su tiempo lo invertía en nutrir sus varios perfiles y páginas de internet donde predicaba el mismo mensaje: “el mundo está por acabarse y yo he venido a tener la mayor cantidad de hijos con cuantas mujeres pueda“.

Una de sus identidades es la de “el príncipe” y bajo esta dirigía un secta gnóstica.

Su canal principal de comunicación era uno en YouTube de nombre “Gnosis Budismo Profecías Príncipe Venerable Maestro Príncipe Gurdjieff“, donde hasta hace un año, subía videos de contenido esotérico y catastrofista.

A pesar de no superar los 459 suscriptores y no tener más de mil vistas en sus videos, “el príncipe” nutrió su canal constantemente, casi de manera religiosa, hasta que el 7 de junio de 2017 dejó de hacerlo.

Para ese entonces, “el príncipe” ya se había encontrado con Patricia, y luego de embarazarla, la abandonó a su suerte en medio de la selva, para irse a vivir con otras dos mujeres; una de ellas es “su esposa oficial”.

La desesperada búsqueda de los padres

Una vez que Patricia abandonó su casa en la región de Elche, sus padres comenzaron a buscarla.

El padre de ella viajó dos veces a Perú y hasta apareció en varios programas locales de radio y televisión para pedir ayuda a la población y a las autoridades peruanas.

Cuando los ahorros familiares se agotaron, la familia Aguilar pidió ayuda económica en internet y una vez que obtuvieron el dinero suficiente, colaboraron con las autoridades peruanas para dar por fin con Steven, que se encontraba viviendo con dos mujeres en un domicilio ubicado en Alto Celedín, un pueblo del distrito peruano de San Martín de Pangoa.

Luego de esa detención, las autoridades viajaron a la selva central de Perú, a 600 kilómetros de Lima, la capital de ese país, y encontraron a Patricia desnutrida, muy delgada y desorientada, sosteniendo a su bebé de unos cuantos meses de edad, pero acribillado por insectos y con señales de desnutrición.

Junto a Patricia había dos mujeres más y cuatro bebés, todos del mismo padre.

Ahora corresponde procesar a Steven y regresarle a las mujeres que convenció de que el fin del mundo se acercaba, un poco de normalidad en sus vidas.

Actualmente la joven española y las dos mujeres con las que se le encontró, permanecen bajo el cuidado de especialistas en un hospital de Lima, pero sus padres no descartan que los daños psicológicos provocados por el constante lavado de cerebro de Steven, sean profundos o incluso irreversibles.

“No nos sorprendería que en un primer momento Patricia saliera en defensa de Steven Manrique. Es muy posible que para ella los malos seamos nosotros y que considere normal todo lo que ha vivido, al fin y al cabo ese hombre se adueñó de su voluntad,” indica la representante legal de los Aguilar en entrevista con la BBC.

En caso de que Patricia defienda a su secuestrador y se niegue a alejarlo de su hijo, la familia planea considerarla incapacitada para cuidar a su bebé, y retirarle la patria potestad para que crezca lejos de las ideas dañinas de su padre.

Esta historia aún se desarrolla en una corte de Perú y los padres de Patricia no saben cómo acabará.

CARGANDO...