Organizan fiesta de XV años con 800 invitados en Aguscalientes pese a COVID-19

Pese a que la celebración fue suspendida, los organizadores dijeron que se entregaron cubrebocas a los asistentes.
(Imagen tomada de redes sociales)

En el municipio de Pabellón de Arteaga, Aguascalientes, poco sirvieron las advertencias sobre los riesgo de contagio de la COVID-19 para los hidrocálidos, pues estos decidieron organizar una fiesta de XV años con cerca de 800 invitados.

Te recomendamos: Proponen multas para quien escupa en la calle en CDMX

La localidad Emiliano Zapata, en el Pabellón de Arteaga, Agusacalientes, estuvo de fiesta pese a la presencia de COVID-19 en el país y en el mundo, pues aprovechando la ocasión de unos XV años, cerca de 800 personas se dieron cita a un convivio que fue intervenido por la Guardia Sanitaria.

Luego de que se diera aviso a las autoridades de que vecinos de la zona estaban festejando a una jovencita sus “quince primaveras”, las autoridades sanitarias y municipales pidieron a los organizadores suspender la celebración, misma que culminó a los 15 minutos del arribo de los elementos de seguridad.

Aunque los organizadores afirmaron que se entregaron cubrebocas a cada uno de los asistentes, no se conservaron las medidas de sana distancia ni aislamiento social, sin mencionar que ni el gel desinfectante, ni otros aditamentos contra la COVID-19 fueron usados de forma correcta.

“Me pidieron que sacara a los invitados y yo les dije que no podía hacerlo, que cómo les voy a quitar su plato, entonces ahí convivimos, me dieron chanza hasta las seis, pero pues yo seguí porque la gente llegaba entre y entre, entonces yo decía cómo los dejó fuera y sin comer, pues ya como quiera ya regresaron, nos apoyó el regidor, fue a decirles que ya teníamos el permiso y todo, entonces ellos le dijeron al regidor que si seguía así, ellos ya no iban a dar permisos, dejamos que la gente comiera y después cerramos la cortina”

… detalló la madre de la festejada, quien más tarde agregó sobre los invitados:

“… mucha gente ya traía los cubrebocas en el cuello, gel… Si contratamos seguridad, ellos en la entrada les ponían su gel, pero a veces me decían ‘señora les ponemos cuando nos damos abasto, son bastantes’ y yo les dije ‘pues mira déjalas entrar, vienen de lejos porque en el Face dijimos que iba a ser entrada libre… vienen desde lejos, el grupo era de San Luis Potosí, vienen de Zacatecas’… les dije ‘déjelos pasar, ahora sí que Dios los agarre confesados’, en el salón les puse su gel, por si acaso, pero la gente decía ‘al cabo nos vamos a morir, Dios es bien grande, si nuestro destino morir de esto, de esto nos vamos a morir”.

Aunque el hecho causó diversas críticas por exponer a tantas personas a una infección, se insistió por parte de los organizadores que, pese a la eficiencia de las medidas divulgadas contra la pandemia, no era posible obligar a toda la población a seguirlas.

Hasta el momento en esta población se han registrado 122 casos de COVID-19 y por ahora no se tiene información sobre si el festejo dejó alguna consecuencia negativa para los asistentes. El gasto de la celebración fue de 300 mil pesos.

 

Con información de Excélsior