Opiniones de Trump sobre posible fraude electoral no tienen sustento: Especialista

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos se desarrollarán el próximo 3 de noviembre.
Donald Trump ha insinuado en repetidas ocasiones un posible fraude (Foto: Getty)

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos se realizarán el próximo 3 de noviembre y durante meses la polémica alrededor de este evento no ha faltado, muchas veces impulsada por Donald Trump, quien ha sugerido que el voto por correo no es la mejor opción, dando pie a suponer un fraude electoral. 

Te recomendamos: ¿Cómo evitar la anulación de un voto por correo en las elecciones de EUA?

Semanas atrás, a través de Twitter como suele ocurrir, el actual presidente de los Estados Unidos, y candidato por el Partido Republicano, aseguró que:

“Con el Voto Universal por Correo el 2020 será la elección más inexacta y fraudulenta de la historia. Será una gran vergüenza para los Estados Unidos. (Se debe) Retrasar las elecciones hasta que la gente pueda votar de forma adecuada, segura y sin peligro”.

Sin embargo, y pese a sus constantes opiniones acerca de un posible fraude electoral, lo cierto es que Trump no ha podido sustentar sus dichos con hechos, de acuerdo a lo señalado por Clavin Woodward, periodista de la agencia de noticias AP; incluso Donald nombró una comisión para tratar de confirmar el fraude electoral, pero sin ningún éxito.

Debido a la pandemia del COVID-19, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan a los estados “alentar el voto por correo si la ley lo permite”; sin embargo, incluso antes de que el coronavirus apareciera, cinco estados estadounidenses ya confiaban en esta herramienta: Colorado, Hawai, Oregon, Washington y Utah, este último con fuerte carga republicana, partido de Donald Trump..

“Trump está simplemente equivocado sobre el voto por correo que plantea un ‘tremendo’ potencial de fraude”, mencionó Richard L. Hansen, experto en elecciones de la Facultad de Derecho de la Universidad de California.

Las teorías de Trump incluso pueden parecer contradictorias considerando que él mismo votó por correo en las últimas elecciones primarias del Partido Republicano en Florida y porque en 2016, en las presidenciales, su victoria se gestó con una tendencia de alejamiento del voto en persona.

Los números tampoco sustentan los dichos de Donald Trump, el voto por correo y un posible fraude en las próximas elecciones de Estados Unidos el 3 de noviembre. De acuerdo al Centro Brennan para la Justicia, en 2017, el riesgo de un fraude electoral se consideró posible entre 0.00004% a 0.0009%. Es decir, prácticamente improbable.

Respecto al cambio de fecha para la celebración de las elecciones, a estas alturas es muy complicado que suceda, pero meses antes también era ciertamente improbable y no era decisión de Trump, sino del Congreso; sin embargo, tanto demócratas como republicanos, rechazaron la posibilidad.

“No quiero esperar tres meses y descubrir que faltan todas las papeletas”, dijo Trump sobre el voto por correo y la tardanza en su conteo.

Ante esto, Woodward señaló que la espera puede ser inevitable, aunque no es un motivo para atrasar la elección, como quería Trump; además, los retrasos en resultados han sido comunes en pocos estados, siendo uno de los más recordados el que sucedió en el año 2000, cuando hubo irregularidades en Florida, estado que curiosamente este 2020 es uno de los más peleados entre Donald Trump y Joe Biden.

 

Con información de AP