Ocho consejos para evitar dolor de cabeza, fatiga y prevenir derrames cerebrales

Ocho consejos para mantener sano y activo tu cerebro

El estrés puede evitar que tu cerebro obtenga suficiente sangre. (Getty Images, archivo)

Si padeces fatiga, dolor de cabeza frecuente o depresión, es probable que tengas flujo sanguíneo cerebral deficiente.

Hay ciertas razones por las que tu cerebro no puede obtener suficiente sangre, ya sea por estrés, tener la presión arterial alta o hasta coágulos. Ignorar los signos tempranos de una mala circulación puede conducir a la hipoxia, la cual es una condición en la que las células cerebrales comienzan a morir ante la ausencia de elementos esenciales suficientes para que ese órgano funcione correctamente, explica Genial en una publicación.

Para que mejore la llegada del flujo sanguíneo al cerebro, te dejamos las siguientes recomendaciones que puedes probar en la comodidad de tu casa.

Inactividad física podría matarte, según la OMS

1 Mantente activo

Cuando haces ejercicios de alta intensidad, tus músculos necesitan más nutrientes, ya que la sangre se redistribuye entre ellos. Esto resulta en una disminución del flujo sanguíneo que va hacia tu cerebro. Los entrenamientos fáciles y moderados, por el contrario, pueden ayudarte a aumentar la circulación cerebral.

En general, todas las actividades aeróbicas tienen efectos positivos en el flujo sanguíneo del cerebro, por lo que puedes elegir nadar, andar en bicicleta, bailar o practicar yoga. Todos serán beneficiosos para tu salud.

(Getty Images, archivo)

Getty Images

Si no tienes suficiente tiempo para practicar cualquier tipo de deporte, realiza caminatas cortas y enérgicas durante unos 30 a 50 minutos a lo largo del día. Cuando tu pie toca el suelo, envía ondas de presión a través de las arterias, que a su vez dirigen más sangre y oxígeno a tu cerebro.

Además, no olvides estar activo siempre que tengas oportunidad; usa las escaleras en lugar del elevador, baja del autobús antes de tu lugar de destino y camina el resto de la ruta o elige otras formas para llegar a tu tienda favorita, que no incluyan conducir ni usar el transporte público.

2 Estira tus músculos

El estiramiento no solo mejora la circulación general en tu cuerpo evitando la rigidez en las articulaciones y los músculos, sino que también ayuda a que tu cerebro reciba más oxígeno y otros elementos esenciales para funcionar correctamente.

Postura de yoga: Perro mirando hacia abajo. (Getty Images, archivo)

Postura de yoga: Perro mirando hacia abajo. (Getty Images, archivo)

Los mejores estiramientos para aumentar la circulación en el cerebro son las posturas de inversión, aquellas que te hacen tener la cabeza debajo del corazón. Los ejercicios más simples y efectivos que puedes hacer fácilmente en casa son la postura del perro mirando hacia abajo y la curva hacia adelante.

Comer chile protege contra el colesterol y libera hormonas del placer: IMSS

3 Practica la meditación

Según algunos estudios, la meditación puede ofrecer muchos beneficios para el cerebro, los cuales incluyen una mayor circulación sanguínea hacia este órgano. Por ejemplo, si practicas una técnica de canto llamada Kirtan Kriya durante 12 minutos al día, probablemente notarás que tu mente se volverá más clara, tu memoria mejorará y tu estado de ánimo será más estable.

¿Cómo realizarla?

Siéntate con las piernas cruzadas, el cuello recto, la barbilla hacia abajo y las manos en las rodillas, con las palmas hacia arriba, como en la siguiente imagen.

Postura de meditación. (Getty Images, archivo)

Getty Images

Comienza a cantar los sonidos: “Saa Taa Naa Maa”. Di la palabra “Saa” y toca tu dedo índice en el pulgar; di “Taa” y mueve el pulgar hacia el dedo medio; di “Naa” y toca el dedo anular con el pulgar; di la palabra, “Maa” y muévelo hacia el dedo meñique.

Aquí te dejamos un video para que aprendas a meditar.

4 No temas al agua fría

Exponerse al frío también puede ayudar a que fluya más sangre a tu cerebro. De hecho, algunos estudios muestran que sumergir tu pie o tu mano en agua congelada, por unos minutos, puede aumentar tu presión arterial, reducir el ritmo cardíaco y hacer que los vasos sanguíneos en tu corazón y tu cerebro funcionen más rápido.

(Getty Images, archivo)

Getty Images

Además de aplicar frío en las manos y los pies, también puedes comenzar a tomar duchas heladas todos los días. Sin duda, puede parecer incómodo al principio, pero los efectos serán persistentes y valdrán la pena. Puedes comenzar por terminar tu baño con al menos 30 segundos de agua fría y luego extender los periodos.

La exposición al frío también estimula el nervio vago, uno de los más largos de tu cuerpo, encargado de conectar el tronco encefálico con el corazón, los pulmones, y el tracto digestivo. Este controla la frecuencia cardíaca, regula la presión arterial y el equilibrio de la glucosa en la sangre.

¿Sabes por qué dormir debería ser prioridad de todos los estudiantes?

5 Toma baños de sol

La exposición a la luz brillante mejora el funcionamiento del cerebro al aumentar la producción natural de óxido nítrico, una sustancia que dilata los vasos sanguíneos y disminuye la presión arterial. La exposición solar también ayudará a que tu piel produzca más vitamina D, la cual es esencial para la salud de tu cerebro, para una buena memoria, y una circulación sanguínea adecuada.

(Getty Images, archivo)

Getty Images

Si pasas por lo menos 10 minutos todos los días bajo la luz solar durante los meses de primavera y de verano, no tendrás que preocuparte por la depresión ni por ningún tipo de deterioro cognitivo, ya que tu cerebro recibirá suficientes nutrientes esenciales.

6 Mejora tu dieta

Come más chocolate negro. Este alimento contiene granos de cacao que son ricos en flavonoides. Estos fitonutrientes también mejoran tu rendimiento cognitivo y aumentan el flujo de sangre en áreas clave de tu cerebro de dos a tres horas después de ingerirlos. Para obtener este resultado, es importante elegir un tipo de chocolate negro que tenga al menos un 70% de cacao.

Incluye superalimentos en tu dieta como nueces, semillas y arándanos; pueden contribuir a mantener un cerebro sano, ya que tienen un alto valor nutricional y contienen vitamina E.

(Getty Images, archivo)

Getty Images

El aguacate es otro superalimento, ya que es rico en grasas monoinsaturadas que ayudan a controlar tus niveles de colesterol y conducen a una presión sanguínea baja.

Bebe jugo de remolacha, este producto es rico en nitratos y se convierte en estos mismos después de entrar en tu cuerpo. Los estudios demuestran que una dosis única de esta sustancia contenida en 425 gramos de jugo de remolacha puede ser capaz de ensanchar tus vasos sanguíneos, aumentar el flujo de sangre a tu cerebro y mejorar significativamente tu rendimiento cognitivo.

Comer chocolate todos los días es bueno para tu cerebro, según la ciencia

7 Mastica chile

Resulta que masticar chicle puede aumentar el flujo de sangre al cerebro en un 25% y un 40%, además de mejorar tu rendimiento cognitivo y tu función cerebral al elevar el suministro de oxígeno.

(Getty Images, archivo)

Getty Images

El movimiento de masticar estimula los nervios y las áreas del cerebro asociadas con la excitación, por lo que puede ayudarte a sentirte más despierto durante el día.

Si masticas chicle frecuentemente puedes activar tu hipocampo, una parte de tu cerebro que influye en tu memoria y en tus habilidades de aprendizaje. Otra ventaja más sorprendente de esto es que puede alterar los patrones de ondas cerebrales para que te sientas más concentrado y relajado.

8 Toma suplementos dietéticos

Consume ácidos grasos omega 3. Desafortunadamente, no comemos suficientes alimentos con estas grasas esenciales y nuestros cuerpos no pueden producirlas por sí mismos. Sin embargo, tu cerebro y tu sistema nervioso las necesitan para funcionar correctamente. Entonces, si comienzas a tomar omega 3 de forma adicional, podrás reducir significativamente la inflamación cerebral, mejorarás tu memoria, tu estado de ánimo y tu cognición.

(Getty Images, archivo)

Getty Images

Toma Ginkgo biloba, las hojas de este árbol contienen flavonoides y terpenoides que son efectivos para mejorar la salud del cerebro. Los primeros son poderosos antioxidantes que protegen los vasos sanguíneos del daño de los radicales libres, mientras que los segundos son responsables de dilatar los vasos sanguíneos y mejorar la circulación general del cerebro.

Así que ya tienes herramientas para mejorar la circulación sanguínea y mantener tu cerebro sano.

Científicos afirman estar cerca de poder crear cerebros

 

Con información de Genial.

 

RMT

CARGANDO...