Ver ahora

Niños nacidos de embriones congelados tienen más posibilidades de desarrollar cáncer

Estos bebés tienen una posibilidad alta de nacer prematuramente y presentar una presión sanguínea muy bajo

De acuerdo a una serie de investigaciones realizadas en Dinamarca, se descubrió que los niños nacidos de embriones congelados podrían tener una mayor posibilidad de desarrollar cáncer infantil.

Te recomendamos: ¿Cómo identificar los síntomas del cáncer infantil?

Aunque el peligro sería bajo, esto no quiere decir que la posibilidad de que un menor nazca con tendencias a generar la enfermedad no sea un motivo de alerta.

Como lo informa la revista médica ‘JAMA’, en Dinamarca se analizaron a bebés nacidos bajo esta tecnología y mediante la investigación se confirmó que los niños nacidos por tratamientos de fertilidad también presentaban mayores riesgos en su salud.

Estos bebés tienen una posibilidad alta de nacer prematuramente y presentar una presión sanguínea muy baja. Pueden tener defectos congénitos y su sistema inmune no ser el más óptimo.

En el estudio relacionado a los embriones congelados se tomaron datos del Registro Médico de Nacimientos de Dinamarca, el Registro de Cáncer y el Cohorte de Infertilidad, permitiendo conocer el estado de salud de 1,085,172 niños. De esta cifra, 2,217 fueron diagnosticados con cáncer.

Para confirmar esta información, los especialistas decidieron incluir a los padres y el método por el que consiguieron tener un embarazo. La relación entre embriones congelados y cáncer infantil fue muy estrecha.

Además, la tasa de este tipo de cáncer indicó que 44,4 por ciento de cada 100.000 niños nacidos de mujeres fértiles habían nacido con asistencia tecnológica.

En el caso de fertilización in vitro o inyección intracitoplasmática de esperma y otros métodos conceptivos no se registró ninguna relación entre el desarrollo de tumores y el nacimiento de los niños.

“Las mujeres que se someten a este procedimiento usando embriones congelados también pueden tener un riesgo más alto si ellas son mayores y sus parejas tienen una edad similar, pues aumenta la posibilidad de cáncer. Si la madre es obesa, el peso también podría presentar un mayor riesgo de que un niño desarrolle cáncer”

Mencionó Jeffrey Goldberg, ginecoobstetra y endocrinólogo reproductivo de la Clínica Cleveland.

Con información de CNN