Neandertales habrían desaparecido tras inversión de los polos magnéticos: estudio

La inversión de los polos magnéticos hace 42 mil años habría causado severos cambios en el medio ambiente
Neandertal desapareció tras inversión de polos magnéticos. (Imagen: Especial)

El neandertal fue una especie del género Homo, como nosotros los homo sapiens, que desapareció de la faz de la Tierra hace aproximadamente 40 mil años. Por décadas la causa de su ausencia fue un misterio, pero ahora un nuevo estudio apunta a que los neadertales habrían sido víctimas incidentales de una inversión en los polos magnéticos.

Te recomendamos: Seres humanos podemos crear nuevas neuronas a cualquier edad haciendo ejercicio: estudio

Hace miles de años, el ser humano convivió con otras especies del género Homo. Algunas especies eran nuestros ancestros directos, otras, como en el caso del neandertal, eran nuestros primos evolutivos.

Mientras que algunas especies eran más fuertes que la nuestra, otras, como los neandertales, hicieron herramientas tan elaboradas como las nuestras. De ahí que los científicos se pregunten por qué desaparecieron precisamente ellos y no nosotros. Incluso, algunos investigadores han sugerido que fueron los propios seres humanos los que extinguieron a las otras especies cercanas.

Ahora, un estudio lanza una hipótesis mucho más compleja: el hombre de neandertal habría desaparecido no por obra de los humanos sino del cambio climático, debido a una inversión catastrófica de los polos magnéticos.

¿Cómo se invierten los polos magnéticos?

Hay un Polo Norte geográfico cuya posición es fija en los mapas, pero hay otro polo, el magnético, cuya posición es aproximada. Este punto es móvil y varía con el tiempo. Desde hace algunos años, los científicos descubrieron que el polo magnético puede girar e invertirse súbitamente.

Si bien, los mecanismos de este proceso natural aún son desconocidos, los científicos concuerdan en que estos cambios repercuten en el medio ambiente.

El evento de Laschamps

Hace 42 mil años el campo magnético de la Tierra se invirtió de súbito. A este fenómeno se le conoce como el evento de Laschamps, en honor a la región francesa donde se descubrió por primera vez esta anomalía geomagnética.

Según los científicos, durante aquel evento el campo magnético de la Tierra se redujo tanto, que en su punto más bajo era un 6% de lo que representa hoy. Este cambio trajo siglos convulsos: el campo protector del planeta se desvaneció y la radiación del espacio exterior causó estragos.

Árbol de kauri en Nueva Zelanda. (Imagen: Especial)

Además, el clima de continentes enteros cambió radicalmente en poco tiempo, lo que provocó la extinción de muchas especies de megafauna que hoy solo podemos conocer en los libros de historia y los museos.

El estudio publicado en Science afirma que fueron estos cambios conjuntos los que derivaron en la extinción de los neandertales. Los humanos, por su parte, habrían sobrevivido al refugiarse en cuevas. Esta hipótesis explicaría el nacimiento del arte rupestre a lo largo del mundo.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos analizaron los fósiles de árboles kauri, en Nueva Zelanda. Dichos árboles llevaron un detallado registro de los niveles de radiocarbono, que aumentó severamente a medida que los polos cambiaban y se desvanecían. Así fue como los científicos pudieron tasar la desaparición del neandertal y nuestra supervivencia en las cavernas, hace 42 mil años.