“Nativos digitales”, primeros niños en tener menos IQ que sus padres: Especialista

El uso constante de dispositivos digitales ha influido en la baja del coeficiente intelectual.
Otros factores socioeconómicos podrían influir en la disminución del IQ (Foto: Pixabay)

En tiempos recientes, escuchar -en pláticas informales- que el uso constante de dispositivos digitales puede afectar a los niños es normal; sin embargo, ¿esto es cierto? Parece que sí, así lo detalla el neurocientífico Michel Desmurget, quien asegura que los niños considerados como “nativos digitales” son los primeros con coeficiente intelectual (IQ) más bajo que sus padres. 

Te recomendamos: Uso excesivo de dispositivos móviles, causa de tenosinovitis de Quervain

De acuerdo al neurocientífico, en su libro “La fábrica de cretinos digitales” y en entrevista con BBC, los dispositivos electrónicos o digitales están provocando un mal desarrollo neuronal en niños y jóvenes, lo cual se traduce en un menor coeficiente intelectual (IQ) en comparación al de sus padres.

Desmurget asegura que la prueba de IQ se revisa de manera constante e investigadores señalan que -en diferentes partes del mundo- el coeficiente aumentaba de generación en generación, pero esta tendencia ha comenzado a invertirse en tiempos recientes y en países en los que factores socioeconómicos (como el sistema de salud, escolar o nutrición) se han mantenido estables, como en Noruega, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos o Francia.

¿Cómo afecta el uso de dispositivos digitales?

Si bien hay otros factores que pueden influir en la disminución del IQ, el uso de aparatos electrónicos de forma constante (como la televisión o celulares) influyen para un menor desarrollo cognitivo y también en la cantidad de interacciones personales, lo cual afecta al desarrollo del lenguaje, concentración, memoria y cultura, aseguró el neurocientífico.

¿Cómo disminuir el uso de dispositivos?

Michel Desmurget asegura que el uso de herramientas digitales es necesario y se deben utilizar, aunque el uso recreativo se debe limitar, y para eso se debe involucrar a los niños explicándoles que las “pantallas recreativas” afectan su desarrollo.

“Algunos estudios han demostrado que es más fácil para niños y adolescentes seguir las reglas sobre las pantallas cuando se les explican y se discute con ellos su razón de ser”, mencionó Michel.

En diferentes países en Asia, como China y Taiwán, el uso de dispositivos ha comenzado a regularizarse a través de las leyes, por lo que quizá en un futuro no muy lejano otras naciones busquen adoptar las mismas medidas.

 

Con información de BBC News