Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

NASA descubre una preocupante grieta en la Antártida

Código Espagueti FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México

Una enorme grieta en uno de los más grandes glaciares de la Antártida están preocupando a los científicos del mundo.

Una grieta gigantesca ha sido identificada por la NASA en el Glaciar Thwaites. Esta inmensa hendidura tiene 300 metros de alto y corresponde a dos veces el área de la isla de Manhattan. Al explorar la integridad de este remoto glaciar del oeste de la Antártida, la NASA encontró este preocupante síntoma que demuestra la rapidez con la que se está perdiendo hielo en los polos por el cambio climático.

Los investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory) en Pasadena, California, estaban buscando pequeñas grietas entre el piso de piedra del Glaciar de Thwaites y el hielo que lo recubre. Pero nunca esperaron encontrar una apertura de este tamaño: la impresionante cavidad debajo del glaciar corresponde a una pérdida de 14 mil millones de toneladas de hielo. Esta enorme cantidad de hielo, además, se derritió en apenas tres años.

Para lograr este descubrimiento en un glaciar que es extremadamente difícil de alcanzar por expediciones humanas, la NASA utilizó radares que penetran el hielo en una operación llamada IceBridge. Esta campaña empezó desde el 2010 para observar el daño del cambio climático en las regiones más remotas de la Antártida. La técnica que utiliza esta operación procesa data de altísima revolución a través de una técnica llamada interferometría de radar. Así, la NASA puede observar la creciente separación entre el hielo y el suelo debajo de él desde el cielo.

Eric Rignot, de la Universidad de California, Irvine, y del Laboratorio de Propulsión a Chorro es el co-autor del nuevo estudio que demuestra la presencia de esta grieta en la revista Science Advances. En entrevista para la NASA, Rignot explicó:

“Hemos sospechado, durante años, que Thwaites no estaba sólidamente pegado al piso de roca que se encuentra debajo del hielo. Ahora, gracias a una nueva generación de satélites, podemos ver a detalle lo que está ocurriendo…”

El líder de este artículo, Pietro Milillo del mismo laboratorio explicó:

“El tamaño de la cavidad bajo este glaciar es esencial para comprender cómo se está derritiendo el hielo en la Antártida. Entre más calor y más agua entren bajo del glaciar, más rápido éste se derretirá.”

Estos datos son particularmente preocupantes porque el Glaciar Thwaites es responsable del 4% del aumento del mar en el mundo por derretimiento de hielo. Si todo el glaciar se derritiera, los océanos del mundo aumentarían 65 centímetros. Además, si llegara a derretirse este glaciar, los glaciares vecinos empezarían a perder volumen y podrían causar un aumento adicional de 2.4 metros en el nivel del mar. Como pueden imaginarse, esto sería devastador…

Por ahora, sabemos que las investigaciones sobre el Glaciar Thwaites seguirán con una importantísima misión de cinco años en el sitio. Financiada por la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos y por el Consejo Británico para la Investigación Ambiental, esta expedición hará experimentos en el hemisferio sur del gigantesco glaciar (que tiene el tamaño de todo el estado de Florida).

Esperemos que esta misión nos dé mejores noticias o que sirva, al menos, para llamar la atención sobre los enormes peligros detrás del cambio climático.