Mujer de 51 años dará a luz a su nieto para que su hija pueda formar una familia

El 9 de octubre Julie cumplió 35 semanas de embarazo y dijo que "todo está perfecto"
Julie dará a luz al vástago de su hija y su yerno. (Foto: @ivf.surrogacy.diary/Instagram)

En redes sociales se hizo viral la historia de Julie Loving, una mujer de 51 años que dará a luz a su nieto para que su hija cumpla su sueño de formar una familia.

Te recomendamos: Emily Ratajkowski anunció su embarazo con un video viral

La hija de Julie, Breanna Lockwood, de 29 años, tiene problemas de fertilidad: pasó por cuatro transferencias de embriones fallidas, dos abortos espontáneos y un embarazo ectópico. Tras esta serie de desafortunados sucesos, Julie decidió ser la sustituta gestacional de su hija. Los hechos tienen lugar en Illinois, Estados Unidos.

El 9 de octubre Julie cumplió 35 semanas de embarazo y dijo que “todo está perfecto”. Incluso declaró a Today que “es un embarazo de libro de texto”.

La crónica de esta conmovedora historia se relata en la cuenta de Instagram ivf.surrogacy.diary, que actualmente cuenta con más de 117 mil seguidores.

Julie con su hija y su yerno. (Foto: @ivf.surrogacy.diary/Instagram)

“¡Mi nombre es Breanna y mi esposo es Aaron! En medio está mi dulce mamá quien está cargando a nuestro primer hijo como una sustituta gestacional”, se lee en una publicación de Instagram.

Un milagro de la ciencia

La cuenta la administra Breanna, quien explicó en qué consiste su padecimiento. Se trata del síndrome de Asherman, que se caracteriza por la presencia de adherencias y/o fibrosis dentro de la cavidad uterina debido a cicatrices, que evitan que pueda completar un embarazo.

Julie ya está en la menopausia, sin embargo el embarazo fue posible gracias a los avances médicos actuales. Ella recibió un embrión que se formó a partir de un óvulo de Breanna y un espermatozoide de su yerno, Aaron. Además un médico especialista la administra una terapia hormonal.

El alto costo de la maternidad subrogada

El gesto de Julie es particularmente generoso. En Estados Unidos el costo de la maternidad subrogada es elevado, inaccesible para la mayoría, según explica el médico Brian Kaplan, especialista de los Fertility Centers de Illinois.

“La mayoría de los estadounidenses no pueden pagar una portadora gestacional. Los costos pueden alcanzar hasta los 100 mil dólares”, afirmó Kaplan.

Es por eso que, al ver la angustiosa situación por la que pasaba Breanna, Julie decidió ofrecerse a ser sustituta gestacional.

Actualmente Julie es monitoreada por los médicos y se espera que en próximos meses dé a luz a su nieto.

Con información de Today