Mujer nació sin brazos y aprendió a pilotear un avión con los pies

Foto Piloto Sin Brazos 18 Mayo 2019

Una mujer nació sin brazos, sin embargo esto no impidió que se convirtiera en piloto de aviones. (Foto: @jess_feet/Twitter)

Una mujer nación sin brazos, pero esto no fue impedimento para que aprendiera a pilotear un avión con los pies.

Jóvenes se gradúan de la secundaria con su bebé en brazos

Jessica Cox nació en Arizona, Estados Unidos, sus brazos no se desarrollaron en el útero de su madre.

Mi mamá tuvo un embarazo normal. Y el día de mi nacimiento, fue un shock absoluto para mis padres, especialmente para mi madre, que estaba devastada cuando el médico dijo que ‘su bebé no tiene brazos’, relata Cox.

Cox dijo nunca sentirse limitada, en su infancia participó en varias actividades.

Desde lecciones de baile hasta clases de taekwondo, clases de natación y modelos para Girl Scouts, todos los días después de la escuela tenía alguna actividad que hacer.

Durante una temporada usó unos brazos prostéticos; no obstante, ella nunca se sintió a gusto con ellos.

Nunca me sentí cómoda con ellos… Pensaba que mis pies eran mejores.

Foto: @jess_feet/Twitter

Sin embargo su sueño de volar un avión parecía que nunca se haría realidad. Todo comenzó cuando un piloto la llevó al frente de un avión durante un vuelo comercial.

El avión tiene controles duales… quitó las manos del control y me dejó volar. Incluso si algo te asusta, es importante que lo enfrentemos, dice Cox.

Finalmente, después de graduarse de la universidad, inició su entrenamiento para convertirse en piloto de aviones. Contó con el apoyo de un gran número de instructores y colaboradores a lo largo de tres años, un proceso que ella llama “de prueba y error”. El mayor obstáculo era encontrar el avión adecuado para sus capacidades.

En el año 2008, Cox fue certificada por la Administración Federal de Aviación para volar un Ercoupe, un avión deportivo ligero.

Foto: @jess_feet/Twitter

Además de ser piloto certificada, Jessica Cox es cinta negra de Taekwondo y oradora motivacional que ha viajado a más de 20 países del mundo.

A menudo pienso en si podría regresar, cambiar mi vida y nacer con brazos. En primer lugar, mi vida sería completamente diferente, y una de las cosas que es tan poderosa es que vivo mi vida de la forma en que lo hago, tiene un impacto tremendo en otras personas. He tenido modelos a seguir y líderes. Y como lo he hecho, ahora es mi responsabilidad ser lo mismo para la próxima generación, concluyó.

Con información de CNN en Español

CARGANDO...