Muere por COVID-19 enfermera que pospuso su jubilación para luchar contra este virus

Betty Grial Gallagher murió cuando estaba por cumplir los 79 años de edad
Betty Grial Gallagher brindó sus servicios a un hospital del estado de Alabama en Estados Unidos. (Facebook)

Una enfermera conmovió a sus pacientes, colegas, amigos y familiares cuando decidió dejar de lado su jubilación para seguir trabajando en la lucha contra el COVID-19. Por desgracia contrajo esta enfermedad y murió a los 78 años de edad por una serie de complicaciones.

Te recomendamos: Disparan contra mujer de 60 años en alcaldía Venustiano Carranza y le quitan la vida

Durante más de 50 años, Betty Grial Gallagher brindó sus servicios a un hospital del estado de Alabama en Estados Unidos. Cuando su jubilación llegó a inicios de 2020, la noticia de una enfermedad que se propagaba por el mundo hizo que desviara la atención de su retiro y la fijara en el avance de este nuevo virus.

Cuando se dio cuenta de la gravedad que el nuevo tipo de coronavirus representaba para el personal de la salud, no quiso retirarse ni dejar a sus pacientes ni colegas solos en un momento tan complicado.

Tras renunciar a su retiro, Betty se reintegró al plan de trabajo y dejó de lado aquellas peticiones que le suplicaban se quedara en casa para que no se viera afectada por el COVID-19. Al ser una de las enfermeras de la primera línea de defensa, contrajo el virus a finales de 2020.

Debido a una serie de complicaciones, perdió la vida el 10 de enero en el hospital Coosa Valley Medical Center a un día de su cumpleaños número 79. La noticia conmovió a todos quienes la conocieron en vida y al hacerse pública en redes sociales hizo lo propio con el resto del mundo.

Betty pertenecía al departamento de emergencias y trabajaba en el turno nocturno. Sus pacientes la querían porque era “como una madre para todos”; le encantaba aconsejar, ayudar y ser mentora de las enfermeras mas jóvenes.

A través de redes sociales, el Coosa Valley Medical Center le dedicó unas palabras.

“Miss Betty cuidó a los pacientes con mente, cuerpo y espíritu. Siempre fue gentil y se preocupó profundamente por ellos. Lamentamos su pérdida y celebramos su vida. Extendemos nuestro más sentido pésame a su familia”, compartieron.