Muere árbol que Trump y Macron sembraron para simbolizar su amistad

El árbol fue colocado en el jardín sur de la Casa Blanca como símbolo de la longeva alianza entre Estados Unidos y Francia.

Foto Muere árbol que Trump y Macron sembraron para simbolizar su amistad 12 junio 2019

(Chip Somodevilla/Getty Images)

El árbol que Donald Trump y Emmmanuel Macron sembraron en 2018, como símbolo de amistad, murió mientras estaba en cuarentena.

Desaparece el roble que Trump y Macron plantaron en la Casa Blanca

En abril de 2018, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, realizó una visita oficial de Estado a la Casa Blanca, donde fue recibido por su homólogo estadounidense Donald Trump.

Durante ese encuentro, el mandatario francés trajo de regalo un árbol de roble, que provenía directamente del bosque Belleau, al norte de Francia. En el verano de 1918, en ese sitio, durante una batalla de la Primera Guerra Mundial, murieron alrededor de 2 mil infantes de marina estadounidenses.

Junto a sus respectivas esposas, Trump y Macron plantaron el árbol en el jardín sur de la Casa Blanca como símbolo de la longeva alianza entre Estados Unidos y Francia.

La sangre (de los estadounidenses) se derramó para defender Francia”

… mencionó Macron durante esa visita.

Desaparece el roble que Trump y Macron plantaron en la Casa Blanca
Trump y Macron, vestidos de traje, cavan un hoyo para plantar el árbol, mientras sus esposas Brigitte y Melania observan. (Getty Images)

Trump y Macron, vestidos de traje, cavan un hoyo para plantar el árbol, mientras sus esposas Brigitte y Melania observan. (Getty Images)

Al poco tiempo, el pequeño árbol que tenía entre 5 y 10 años de edad y medía 1.2 metros de altura, desapareció de los jardines de la Casa Blanca, generando todo tipo de especulaciones, pues ocurrió cuando la relación entre ambos presidentes se había vuelto hostil por sus diferencias sobre temas como el acuerdo nuclear de Irán o el cambio climático.

En realidad, el árbol había sido colocado en cuarentena por el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y se encontraba en sus instalaciones en Beltsville, Maryland, en cumplimiento de una regla que establece que todos los organismos vivos importados deben pasar por este proceso (que puede prolongarse hasta dos años) antes de ser plantados de forma permanente.

Aunque el servicio estadounidense colaboró de manera estrecha con los funcionarios franceses para facilitar la importación del árbol, la cuarentena era indispensable para vigilar que no tuviera patógenos no visibles, como los hongos phytophthora.

Lamentablemente, el diario francés Le Monde informó que el árbol murió durante su aislamiento.

Con información de CNN
CARGANDO...