Estos insectos serían más letales que los `avispones asesinos’, advierte experto en EE.UU.

Por los patógenos que transportan, un investigador de la Universidad de Florida afirma que los mosquitos serían más peligrosos que los 'avispones asesinos'.
Mosquito tigre. (Imagen de archivo)

Los avispones asesinos han causado miedo entre la población de Norteamérica y la zona fronteriza de México con Estados Unidos, sin embargo, en nuestro continente existen insectos mucho más peligrosos que incluso podrían resultar letales para la humanidad: los mosquitos.

Te recomendamos: ¿Podría llegar a México el avispón gigante asiático?

Los mosquitos suelen ser una especie que migra en viajan en grupo o de forma separada. Suelen habitar espacios húmedos y cálidos, y su aparición se vuelve más frecuente en temporadas de lluvia y calor. Su alimentación es llevada a cabo a partir de la picadura de animales y personas,  por lo que en muchas ocasiones suponen un verdadero riesgo sanitario

De acuerdo a Lawrence Reeves, científico del Laboratorio de Entomología Médica de Florida de la Universidad de este estado, “los mosquitos son los animales a los que más miedo deberíamos tenerles”, pues si bien no todos son malos, aquellos que portan el dengue, la malaria u otro tipo de enfermedades podrían incluso provocar la muerte y hacernos pasar peores escenarios que los imaginados en un ataque irreal de Vespas Mandarinas (o avispones asesinos).

El avispón gigante asiático mata a 50 personas por año en todo el mundo, y aunque no son venenosos ni transmiten ninguna enfermedad, ocasionan este hecho por picaduras múltiples o por reacciones alérgicas de sus víctimas. Los mosquitos, por el contrario terminan con la vida de más de 700 mil personas, pues como lo expone la Organización Mundial de la Salud, la transmisión de enfermedades que generan no tiene comparación alguna con el comportamiento de otro ser vivo.

“En Estados Unidos se esperaría que infectarse con un virus transmitido por mosquitos sea tan común como ganar la lotería. Dicho eso, siempre hay ganadores de lotería”

… asegura Reeves, quien además apuesta a un factor biológico fundamental para sustentar su teoría: el comportamiento de ambas especies.

Como lo mencionamos antes, y tal como lo cita CNN, “los mosquitos pican cuando tienen hambre, mientras que los avispones gigantes asiáticos pican cuando tienen miedo”. Si para los últimos los predadores serían quienes activen sus alertas, nosotros, como posible amenaza de estos insectos, deberíamos acatar las medidas recomendadas para evitar un encuentro con las Vespa y resultar afectados.

Con otros seres vivos, como las abejas o ratones, las Mandarina estarían necesitando de ellas para sobrevivir, alimentarse, anidar sus crías o defender sus vidas.

Aunque a gran escala una invasión de avispones asiáticos y una guerra biológica contra las abejas resultaría un escenario catastrófico para la polinización y el equilibrio del mundo, lo cierto es que las mismas abejas poseen la capacidad de defenderse y exterminar a los avispones, lo que podría traducirse como un claro mensaje de la naturaleza en el que esta nos demuestra que no siempre necesita de nuestra intervención para seguir existiendo.

En México las probabilidades de que los avispones nos visiten son bajas, por lo que no debe provocarse ni buscar un encuentro con otros miembros de la familia de las Vespa a menos que queramos agravar nuestra salud en un escenario, de por sí ya complicado, como lo es el de una pandemia.

A