Se viraliza imagen del Monte Everest tomada a cientos de kilómetros

Una imagen del Monte Everest a 200 kilómetros sorprendió al mundo.
El Monte Everest está a 8 mil 848 metros sobre el nivel del mar (Foto: Getty)

El COVID-19 ha puesto en jaque al mundo entero. Los sistemas de salud y la economía son los principales afectados debido a esta pandemia. Sin embargo, el coronavirus también ha dejado ver grandes postales de la naturaleza en México y el mundo. Uno de los últimos ejemplos se dio gracias al Monte Everest, que pudo ser visto desde Nepal a 200 kilómetros de distancia.

Te recomendamos: Mexicano logra escalar el Everest y el Lhotse en menos de un día

Debido a las medidas de confinamiento aplicadas en prácticamente todo el mundo por la pandemia, la ciudad de Nepal -como muchas otras- vio los beneficios que esto provocó, como que el aire se fuera limpiando poco a poco hasta el punto de poder ver el Monte Everest desde una distancia casi irreal: 200 kilómetros.

(Foto: Twitter @NepaliTimes)

El encargado de “comprobar” que la montaña más alta del planeta se podía ver, pese a la lejanía, fue el fotógrafo Abhushan Gautam, quien capturó el Everest desde Chobar, una aldea en la ciudad de Katmandú, capital de Nepal.

Debido a lo sorprendente que es tomar una fotografía a 200 kilómetros con tanta claridad, usuarios comenzaron a utilizar la aplicación Google Earth para comprobar la distancia. Sin embargo, el propio autor de la postal se encargó de confirmarlo usando la herramienta mencionada.

La imagen fue tomada el pasado 10 de mayo y se publicó en el medio Nepali Times.

Más beneficios

Las medidas instauradas en Nepal por el COVID-19 no solo permitieron ver el Everest desde Katmandú. El hecho de que menos carros circularan en carreteras y el cierre de fábricas también dejó beneficios para la salud.

De acuerdo al Nepali Times, en esta época del año los hospitales de la capital se encuentran abarrotados por pacientes con enfermedades respiratorias provocados por el polvo y la contaminación. Sin embargo, en los dos últimos dos meses el panorama ha cambiado drásticamente.

Muchos de nuestros pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que necesitan un seguimiento regular no se han presentado porque sus síntomas han disminuido. Algunos han llamado para decir que ya no requieren oxigenoterapia”, mencionó Raju Pangeni, especialista en atención pulmonar en el Hospital HAMS.

Vía: Nepali Times