Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

No solo en el té hay microplásticos, sino en todos lados: estudio

Productos como la sal mariscos y agua potable también estarían contaminados.
Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México
Los desechos plásticos atentan contra la salud y el medio ambiente. (Pixabay)

Mediante un estudio canadiense se informó que algunas bolsas de té estaban intestadas con miles y millones de microplásticos, los cuales son liberados en el agua de esta bebida y atentan contra la salud humana al ser ingerida.

Te recomendamos: Bolsas de té liberan en una bebida millones de partículas de plástico

Sin embargo, estas micro y nanopartículas no solo entran a nuestro organismo por esta vía, sino que están más presentes en nuestro entorno y en lo que consumimos de lo que pudiéramos imaginar.

Debido a que los desechos plásticos son indestructibles, los reductos de objetos como bolsas, envases y envolturas no se desintegran del todo, sino que se vuelven pequeñísimos y así llegan a las aguas residuales, los ríos, mares y otros ecosistemas.

Por lo que se calcula, según una investigadora de la Facultad de Química de la UNAM, que unos 5 mil millones de fragmentos estén nadando en los océanos, mientras que otros estén presentes en productos de uso cotidiano como la pasta dental, los exfoliantes y algunos detergentes.

Estamos consumiendo cosas que no se necesitan. Es común comprar verduras en platos de unicel y cubiertos con plástico transparente. De esta forma los microplásticos van entrando todo el tiempo a nuestro cuerpo”.

Menciona Herminia Loza Tavera, y en los hallazgos se añade que la sal mariscos y agua potable también estarían contaminados.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) solicitó que se realice una evaluación sobre la presencia de microplásticos en el medio ambiente, principalmente en el agua potable, así como de los efectos que tienen en la salud de las personas.

Para contrarrestar los daños producidos por estos materiales, Herminia Loza propone la creación de políticas públicas que garanticen una legislación para la fabricación y uso de los plásticos.

No hay certeza de las consecuencias en el organismo humano, pero se puede deducir de los efectos registrados en los animales estudiados. Por principio generan inflamación, pero en algunos animales los microplásticos generan desprendimiento de vellosidades intestinales”.

Dijo la doctora y añadió que pese a que algunos materiales deban ser compuestos por plásticos, hay otros que podrían omitir su uso como la ropa, los productos de belleza y los empaques.

El daño que causa un popote en realidad es de risa en comparación con el daño que hacemos con otras acciones como comer en desechables, cambiar con frecuencia el celular, o comprar mucha ropa y accesorios”.

Puntualizó Tavera.