Inicio  /  Historias
DEPORTES

Memo Ochoa lloró tras ganar el bronce en Tokyo 2020

El arquero dedicó la medalla de bronce a su familia y a la afición

Guillermo Ochoa, portero de la Selección Mexicana de futbol, rompió en llanto tras ganar la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. Después de la victoria de México sobre Japón con un marcador de 3 a 1, Ochoa dedicó la medalla a su familia y a la afición.

Te recomendamos: Jugador de Japón llora inconsolable tras perder medalla contra México

México se hizo con la medalla de bronce tras vencer a la selección local en Tokyo 2020. El encuentro tuvo un sabor especial para los mexicanos, que perdieron en penales ante la selección de Brasil en la semifinal.

Además, también se trataba de una revancha, pues Japón había derrotado a México con un marcador de 2 a 1 durante la fase de grupos. Si a esto se suma la ilusión cumplida de volver con una medalla, se vuelve más que comprensible el llanto de Guillermo Ochoa tras sellar la victoria.

“Quería llevarle una medalla [a su familia], no quería regresar con las manos vacías a México, no quería regresar a casa con las manos vacías, quería que mi esposa, papás, hijos cargaran la medalla, la conocieran y la vieran, fue mucho sacrificio, mucho esfuerzo, estar lejos de la familia días sin descanso”, declaró.

(Imagen: Reuters)

El arquero de las Águilas del América, quien fungió como capitán de la escuadra mexicana, también dijo que se trataba de una medalla que dedicaba a la afición y que espera que haga sentir orgullosos a sus hijos cuando estos crezcan:

“Es una medalla que es para mi familia, sé lo que sufrieron el partido pasado, sufren más que nosotros, la afición mexicana se la merece… es una medalla que nos llevamos en el corazón todos, para poder decirle a nuestra gente, a tus hijos cuando crezcan que sepan que tu papá fue medallista olímpico”, dijo.

Tras el final del partido, el director técnico Jaime Lozano convocó a los jugadores, quienes formaron un círculo alrededor suyo. Mientras él les decía unas palabras sobre su triunfo, Memo Ochoa no pudo contener las lágrimas.

Estos fueron los segundos Juegos Olímpicos de Ochoa. El jugador de 36 años formó parte de la selección que participó en Atenas 2004, aunque no tuvo minutos de juegos en aquella ocasión.

Con información de TUDN