Mafloku, el hombre que conquista la calle con su arte

Ya sea dentro de una galería o en la calle, el arte permite expresar aquello que no se puede decir con palabras
"No. quince", una pintura del artista Mafloku. (Foto: Cortesía)

Ya sea en galerías de arte por todo el mundo o en las calles de las ciudades, la obra del artista plástico Mafloku abre paso a la reflexión de temas como la naturaleza del sentir humano, su aparente falta de estructura, y la belleza en la imperfección. A continuación te presentamos una muestra de su trabajo.

Te recomendamos: Galería: El muralista José Clemente Orozco y su legado en la Ciudad de México

Mafloku es un artista que reside en Tampico, México, ha trabajado en colaboración con instituciones públicas y privadas.

“No. veintisiete”. (Foto: Cortesía)

La recepción de la obra de Mafloku ha sido abrumadoramente positiva. Durante su breve pero meteórica carrera, su trabajo ha sido apreciado en galerías de arte en México y en otros países, desde la presentación individual Mis colores en el Centro Cultural Vive la Cultura, en Tampico, hasta la exposición colectiva Who are you? en la Atlantic Gallery de Nueva York.

“No. veinte”. (Foto: Cortesía)

A través de sus pinturas realizadas con acuarelas, Mafloku ha encontrado la manera de expresar aquello que no se puede decir con palabras.

“Treinta y dos”. (Foto: Cortesía)

Entre otros elementos, en las obras del artista se aprecian juguetes, dulces, piñatas, disfraces, cuentos de hadas, submarinos amarillos y payasos. La incorporación de elementos que evocan la inocencia en contraposición con la tristeza, guerra y muerte resultan en claras muestras de las disonancias en la naturaleza humana.

Intervenciones

La expresión artística de Mafloku va más allá de las galerías. El autor ha realizado diversas intervenciones de espacios públicos en ciudades de nuestro país.

(Foto: Cortesía)

Imagínate caminar por la calle y encontrarte con el trabajo de este artista que ha resignificado una pared a la que nunca le habías puesto atención.

Y es que lo único que no tiene límites es la creatividad al servicio del arte. Tal como lo observamos en esta señal de tránsito, intervenida por el autor, que te invita a perdonarte.

(Foto: Cortesía)

A través de Legos, muñecas, disfraces y robots, Mafloku nos hace recordar la mejor etapa de nuestras vidas.