A pesar de que lo amamantaba, madre narra cómo fue que su recién nacido murió deshidratado

La madre nunca se dio cuenta de que no estaba produciendo leche materna

Bebe-muerto-recien-nacido-amamantar-deshidratacion

Captura de pantalla / YouTube

Cinco años tuvieron que pasar para que Jillian Johnson pudiera compartir su dolorosa experiencia tras dar a luz a Landon, un niño que murió de deshidratación a los pocos días de haber nacido.

Lee también: Usar cloro para limpiar puede poner en riesgo tu salud

La señora Johnson dijo al blog Fed Is Best que si le hubiera dado al menos una botella a su bebé, Landon seguiría con vida. Ella y su marido estaban preparados para todo, pero no para lo que ocurrió al final:

¡Estábamos listos! O eso pensamos. Todas las clases y libros estaban orientados hacia la lactancia materna y lo importante que es si quieres un niño sano.

Ella explicó que el hospital donde ella estuvo internada era baby-friendly, es decir, “todo estaba orientado hacia la lactancia materna. A menos de que hayas tenido un aumento de senos o cáncer o alguna razón médica para no poder amamantar, no se le proporciona fórmula a tu bebé a menos de que haya una receta del pediatra.”

Landon nació por cesárea y a partir de ahí, la señora Johnson se dedicó únicamente a darle pecho. O eso es lo que creía. “Landon estaba en mi pecho, TODO EL TIEMPO.”

Los consultores de lactancia entraban y veían que ‘tenía un buen agarre y estaba bien’, pero hubo alguien que mencionó que podría tener problemas para producir leche. La razón que dio fue porque me diagnosticaron PCOS (síndrome de ovario poliquístico) y es más difícil para las mujeres con desequilibrios hormonales producir leche.

A menos de que estuviera amantándolo, Landon lloraba todo el tiempo. En su primer día tras nacer, el bebé estuvo en su pecho por nueve horas, lo que parecía normal. Al día siguiente, Landon había perdido 10% de su peso al nacer, lo que también parecía normal. La señora Johnson confió en las palabras de las enfermeras y los especialistas.

Doce horas después de regresar a casa, cuando Landon tenía tres días de haber nacido, el bebé tuvo un paro cardiorrespiratorio por deshidratación. Estaba completamente pálido. La señora Johnson dijo que su niño “se estaba muriendo de hambre, literalmente.”

Y el mejor consejo que me dio uno de sus médicos mientras estaba con soporte vital es que dar el pecho es lo mejor, pero siga con el biberón. De esta manera, sabes que tu bebé ha comido lo suficiente… Si solo pudiera retroceder en el tiempo.

Landon murió a los pocos días, pero los especialistas resaltan que éste es un caso sumamente fuera de lo ordinario. Los profesionales de salud deben ayudar a las nuevas mamás que enfrentan desafíos en lo relativo a la lactancia materna, sobre todo cuando hay un bajo suministro de leche.

Rachel Prete, pediatra del Hospital Infantil Arnold Palmer en Orlando, indica que la mayoría de los bebés pueden prosperar incluso con una pequeña cantidad de calostro (un líquido espeso que es de color dorado y generalmente se produce al final del embarazo), y es muy normal que la leche materna se tarde unos días.

La doctora Prete aconseja consultar al pediatra al día siguiente de salir del hospital para evaluar el estado de hidratación del bebé y determinar si la suplementación con fórmula es adecuada para la madre y su bebé. Finalmente: “No tengas miedo de pedir ayuda”.

Con información adicional de Parents.

Mujeres contraen herpes tras inyectarse los labios

CARGANDO...