Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Los peligrosos “terremotos lentos” de la Falla de San Andrés podrían causar una catástrofe

Noticieros Televisa FUENTE: noticieros televisa DESDE: CDMX, México

Los investigadores de la Universidad Estatal de Arizona en Estados Unidos revelaron recientemente que hay una franja de 145 kilómetros de largo en la falla de San Andrés en la que se presentan “terremotos lentos”. Se creía, anteriormente, que estos pequeños movimientos telúricos casi imperceptibles liberaban tensión de la falla, aminorando el riesgo de un sismo.

Sin embargo, podría ser todo lo contrario…

En este nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista científica Nature Geoscience, los científicos plantean que estos movimientos tectónicos son más intensos y esporádicos. Así lo detalló Mostafa Khoshmanesh, uno de los investigadores:

“Hemos descubierto que esta parte de la falla tiene un movimiento promedio de unos tres centímetros al año. Pero, en ocasiones, el movimiento se detiene por completo, mientras que otras veces se mueve hasta 10 centímetros al año”

¿Pero qué quiere decir esto?

Según explica Manoochehr Shirzaei, otro científico a cargo de la investigación, esto representa un aumento en la presión de la falla:

“Hemos descubierto que el movimiento de la falla se activa cada año o cada dos años y que dura varios meses. Estos terremotos lentos episódicos llevan a un aumento de la presión en los segmentos cerrados de la falla al norte y al sur de la sección central”

Y son precisamente estos segmentos en donde se presentaron terremotos de más de 7.9 grados en la escala Richter en el pasado: el de Fort Tejon en 1857, y el de San Francisco en 1906.

Por estos motivos, los científicos están advirtiendo de un riesgo inminente: según Khoshmanesh y de acuerdo con los modelos actuales, existe una probabilidad del 75 % de que un sismo de magnitud 7 o mayor se produzca en las zonas sur o norte de California dentro de las próximas tres décadas.

Así lo explicaron:

“Basándonos en nuestras observaciones, creemos que el riesgo sísmico en California es algo que varía con el tiempo y es probablemente más alto de lo que la gente ha estado pensado hasta ahora”

El gobierno californiano deberá considerar estos nuevos estudios para implementar medidas de seguridad a la población y evitar una catástrofe que, por fortuna, se anuncia con décadas de anticipación.