Recibe nuestras notificaciones con las noticias más importantes al momento.

Los tres alimentos más peligrosos para el corazón, según la Universidad de Harvard

La Universidad de Harvard desaconseja que sigas comiendo estos tres alimentos si quieres mantener tu corazón saludable.
(CC)

Todos sabemos que la alimentación es uno de los más importantes factores para la salud. Nada más ahora, en México, estamos viendo cómo las enfermedades crónicas relacionadas a una mala alimentación (hipertensión, diabetes y obesidad) están causando serios problemas en medio de la pandemia por el COVID-19. Por eso, la Universidad de Harvard desaconseja que comas estos tres alimentos.

Te recomendamos: Video: niños se cubren de plástico para visitar a mamá enfermera

¿Cuáles son los alimentos que producen más daño? ¿Cuáles son los que pueden perjudicar a largo plazo nuestro corazón? ¿Qué alimentos deberíamos eliminar completamente de nuestra dieta para mejorar nuestra salud cardiovascular?

Desde hace años se ha dicho que las frutas y las verduras son alimentos insustituibles y necesarios en nuestra dieta. Estos alimentos ricos en nutrientes contribuyen a evitar enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. De la misma forma, se ha demostrado que una alimentación deficiente conduce a un aumento en los niveles de colesterol, en la presión arterial, en nuestro peso y, finalmente, a la mala salud de todo el sistema cardiovascular.

La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard publicó un estudio en el que argumenta cuáles son los tres productos que debes evitar a toda costa si quieres mantener una buena salud cardiovascular.

“Si estás cuidando la salud de tu corazón, los siguientes alimentos no deben figurar en tu plan de comidas con demasiada frecuencia. De hecho, si puedes eliminarlos de la dieta, tu corazón estará más sano”, advirtió la reputada institución.

(CC)

Carne procesada

En 2015, la OMS publicó un informe en el que se llegó a la conclusión, tras años de ardua labor científica, que la carne procesada era un riesgo para la salud por su estrecha relación con el cáncer. Por eso, la Universidad de Harvard recomienda que no consumas más de dos veces por semana o que, de plano, elimines completamente de tu dieta a las salchichas, las hamburguesas, al salchichón, al tocino grueso y delgado y a todos los embutidos en general.

“Los estudios observacionales a largo plazo han encontrado que los peores tipos de carnes para el corazón son aquellos que se procesan. Es probable que los altos niveles de sal y conservantes que se encuentran en las carnes procesadas sean parte del problema”, explicaron los investigadores.

Cereales refinados

(CC)

El arroz blanco, el pan blanco y de caja, los cereales que se consumen en el desayuno, todos estos son nocivos para la salud. El procesamiento a altos niveles destruye los nutrientes naturales de los cereales además de que provocan picos de azúcar en la sangre y que, siempre, están cargados de ingredientes muy pocos saludables. Es mejor evitar completamente estos alimentos si queremos cuidar nuestro corazón.

“Los altos niveles de procesamiento eliminan muchos de los componentes más saludables en los granos enteros, como la fibra, algunos minerales, fitoquímicos y ácidos grasos. Además, agregan muchos ingredientes que son poco saludables, como las grasas trans, sodio o azúcares”

La alternativa más saludable al consumo de estos productos siempre ha sido el uso de granos integrales. Los granos integrales pueden, incluso, asociarse con una disminución del riesgo de enfermedades cardiacas y diabetes.

Refrescos y bebidas azucaradas

(CC)

Uno de los productos más nocivos de esta lista y, también, uno de los que más se consumen en México. Los refrescos son muy nocivos para la salud, evidentemente, por la enorme cantidad de azúcar que contienen. Un refresco de cola en lata, por ejemplo, puede llegar a tener 35 gramos de azúcar, el equivalente a diez cucharadas.

“Las bebidas azucaradas tienen los mismos efectos nocivos en el corazón que los carbohidratos altamente refinados y procesados”, explicaron los expertos de Harvard.