Los actores del referéndum independentista de Cataluña

Miles de personas exigen se realice el referendo sobre la independencia de Cataluña. (AP, archivo)

Desde batallas legales hasta manifestaciones sonoras en las calles, una confrontación entre el gobierno central en Madrid y movimientos independentistas en la acaudalada región de Cataluña, en el noreste de España, tiene al país en vilo.

Lo álgido del conflicto será el primero de octubre, cuando los catalanes intenten realizar un referendo sobre si se separan o no del resto de España, a pesar de que el gobierno central considera la consulta ilegal.

¿Quiénes son los principales actores en esta batalla?

Los independentistas 

Entre ellos destacan:

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat (Gobierno catalán), es el principal impulsor de la independencia de la región autónoma.

Por ser el principal promotor del referéndum pesa sobre él una querella por los presuntos delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de fondos públicos.

En una entrevista con The Associated Press, Puigdemont prometió convertir la independencia de Cataluña en un tema europeo, no sólo nacional.

“Si gana el sí, voy a hacer que participe la comunidad europea porque va a dejar de ser un asunto doméstico de España para pasar a ser uno de ámbito europeo, porque nos habremos ganado el derecho a ser escuchados. Algo que no se ha producido hasta ahora, algo que la Comisión Europa hace oídos sordos”, señaló.

Puigdemont, de 54 años, destacó que la votación del domingo permitirá a Europa “escuchar la voz de Cataluña muy alto y fuerte”.

Carles Puigdemont, jefe del gobierno catalán. (Reuters, archivo)

 

Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat, es el responsable del presupuesto y la financiación del referéndum. Cerró los contactos con el gobierno español e incluso se negó a enviarle a Hacienda el informe que le solicitaba.

Según el portal de Radio y Televisión española “a Junqueras, que tiene una querella por el decreto del referéndum, la Fiscalía le exige una fianza de 6,2 millones de euros para garantizar los gastos que pueda causar al erario público”.

Oriol Junqueras, vicepresidente de la Generalitat. (Reuters, archivo)

 

Jordi Turull, portavoz del gobierno catalán, ha alcanzado la cima de su carrera política por su compromiso con la causa independentista y su fidelidad al referéndum secesionista.

Jordi Turull, portavoz del gobierno catalán. (EFE, archivo)

 

Carme Forcadell, presidenta del Parlamento de Cataluña, presidió entre abril del 2011 y mayo de 2015 la Asamblea Nacional Catalana reclamando la independencia de Cataluña.

Carme Forcadell, presidenta del Parlamento de Cataluña. (Reuters, archivo)

 

Artur Mas, expresidente de la Generalitat de Cataluña, fue inhabilitado para cargo público desde 2017 y condenado por desobediencia al Tribunal Constitucional y prevaricación como consecuencia de la consulta del 9-N, un proceso planteado como alternativa legal ante la imposibilidad de obtener del Gobierno central el permiso necesario para celebrar un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

El expresidente catalán, Artur Mas. (Getty Images/archivo)

 

Los que rechazan el referéndum

Entre ellos destacan:

El rey Felipe VI ha manifestado su rechazo al referéndum independentista y ha advertido que la Constitución “prevalecerá sobre cualquier quiebra” de la “convivencia en democracia” y que “los derechos que pertenecen a todos los españoles serán preservados” frente a “quienes se sitúan fuera de la legalidad constitucional y estatutaria”.

El rey Felipe VI. (EFE, archivo)

 

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español, ha reiterado en diversas ocasiones que el referéndum catalán es ilegal y viola la Constitución.

De acuerdo a la Radio y Televisión española “Rajoy superó dos elecciones generales en seis meses entre 2015 y 2016 con el conflicto catalán creciendo al fondo del paisaje de inestabilidad política en Madrid”.

Según este portal, Rajoy disponía de un dossier sobre cómo aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña pero optó por no utilizarlo y apostó por una reforma de la ley orgánica del Tribunal Constitucional, que da al tribunal garantías capacidad para ejecutar sus sentencias.

El presidente afronta una crisis política sin precedentes en la democracia española.

Mariano Rajoy, presidente del gobierno español. (Reuters)

 

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, es responsable de controlar los gastos del gobierno catalán a fin de que no se destinen fondos públicos a la celebración del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional.

El 15 de septiembre, el Ejecutivo español aprobó un mecanismo de control para la región de Cataluña, de forma que el Estado pueda sustituir a las autoridades locales en los pagos, para garantizar los servicios públicos y que no se destine “ni un euro” a financiar el “ilegal” el referéndum secesionista del 1 de octubre.

Así lo explicó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al término de la reunión semanal del Gabinete, en la que se dio un plazo de 48 horas al presidente de la región de Cataluña, Carles Puigdemont, para que se adecúe a la legalidad o, en caso contrario, asumirá pagos a proveedores, nóminas funcionarios y otros servicios públicos en sanidad y educación.

Cristóbal Montoro, ministro español de Hacienda. (AP, archivo)

 

Con información de Noticieros Televisa, RTVE y Agencias

Fuente:

AAE