Liberan a 12 bebés que fueron “detenidos” en Texas por migración (ICE)

bebes-detenidos-ICE-migracion-caravana

Foto de archivo (AP Photo/Stephen Spillman)

El Servicio de Inmigración de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) tuvo que liberar a 12 de 16 bebés que la agencia había recluido en un centro de detención de Texas. Activistas de derechos migrantes denunciaron que las instalaciones carecían de agua limpia, alimento para bebé y cuidado médico apropiado.

Pence promete que EU acabará muro antes de terminar mandato de Trump

ICE informó que hasta el 1ro de marzo, la agencia encargada de asuntos migratorios tenía 16 niños menores de 1 año de edad en un centro ubicado en Dilley, Texas (a una hora de San Antonio). Hasta el momento se ignora la condición de los cuatro niños restantes.

Los bebés fueron puestos en libertad junto con las madres para ser recibidos por amigos y familiares. De acuerdo a una activista, todas las madres dijeron que sus hijos padecían algún tipo de enfermedad a causa de las condiciones deplorables en las que tuvieron que vivir por una semana.

Tres organizaciones que defienden los derechos de inmigrantes se quejaron ante el Inspector General del Departamento de Seguridad Interior. También levantaron una denuncia ante la Cámara de Representantes. “Los centros de detención para inmigrantes no son lugares apropiados para niños”, dijo la congresista Zoe Lofgren.

Aunque no está claro por qué se disparó el número de bebés “detenidos”, grupos activistas sospechan que esto se debe a una caravana migrante de 2 mil personas que llegó al cruce fronterizo de Eagle Pass. Por lo general, las madres que viajan con niños menores de 2 años no están sujetas al mismo proceso migratorio, pero las autoridades migratorias se vieron abrumadas por el explosivo número de personas.

Oficiales de ICE aseguraron a la prensa que los inmigrantes reciben atención médica, así como los servicios de enfermería, especialistas de salud mental, medicina general, salud dental y atención las 24 horas en caso de emergencias. Sin embargo, un grupo de doctores que visitó las instalaciones confirmaron que el centro de Dilley no es el más apropiado para el cuidado de un bebé.

“Nuestro personal ni siquiera bebe el agua aquí,” dijo una activista. “Huele a cloro.”

Con información de CBS News.

Plumas Atómicas

Creemos que el periodismo de investigación es una arma de discusión masiva.

CARGANDO...