Las ratas están infectando a los humanos con hepatitis, y nadie sabe la razón

No es común el uso de la prueba de la hepatitis E transmitida por las ratas, por lo que el padecimiento podría estar subdiagnosticado, asegura un experto
Las ratas podrían ser la fuente de contagio de un extraño tipo de hepatitis E. (Foto: Pixabay)

En Hong Kong ya se han confirmado 11 casos de personas que contrajeron hepatitis E de ratas, sin embargo los expertos creen que existe la posibilidad de que situaciones similares se estén presentando en otras partes del mundo.

Te recomendamos: ¿Por qué te sientes mareado y cansado durante el confinamiento?

Todo comenzó en 2018, cuando investigadores de enfermedades infecciosas de Hong Kong detectaron a un paciente al que se le había trasplantado un hígado previamente. En ese momento, el órgano reaccionaba de manera similar a cuando está infectado de hepatitis E, sin embargo, tras realizar exámenes de laboratorio, se descubrió que no era el caso, reportó CNN.

Posteriormente realizaron otro tipo de prueba y detectaron, por primera vez en la historia, la hepatitis E de rata en un humano, lo que sorprendió al microbiólogo Siddharth Sridhar.

“De repente, tenemos un virus que puede saltar de las ratas callejeras a los humanos”, declaró a CNN el especialista descubridor del caso.

Hasta ese momento, parecía solo una anomalía. Nada de qué preocuparse. Pero posteriormente se detectaron 10 casos HEV de rata positivos similares. El más reciente se reportó el 30 de abril de 2020, es un hombre de 61 años con función hepática normal, de acuerdo con información de CNN.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hepatitis E se contrae por medio de la ingesta de agua contaminada con material fecal humano. Pero, dos años después del primer caso reportado, para la HEV de rata se desconoce la forma del contagio. Solo hay hipótesis pero nada comprobado.

Todavía hay muchas interrogantes

A partir de estos casos, Hong Kong ha trabajado en sus pruebas de detección y, además, realizan estudios en ratas de la ciudad. Sin embargo todavía no se sabe el período de incubación de este virus, es decir, cuánto tiempo tardan los pacientes en enfermarse después de la exposición, ni tampoco el tratamiento.

Otro dato que tiene desconcertado a los expertos es que hay pacientes con HEV de rata que viven en regiones con una baja población de roedores; en cambio, lugares verdaderamente infestados no reportan casos de este tipo.

Pero la principal interrogante es ¿cómo pasa de la rata al humano?. “Es el eslabón perdido”, dice Sridhar a CNN.

Uno podría pensar que el problema se puede “atacar de raíz”, pero disminuir la población de ratas a niveles insignificantes es una tarea que se antoja imposible. Primero se tendrá que disminuir la disponibilidad de restos de alimentos dejados en los basureros de establecimientos de comida.

Por lo que, de momento, las autoridades en Hong Kong recomiendan lavarse las manos antes de comer, almacenar los alimentos adecuadamente o en el refrigerador, y mantener la casa limpia y desinfectada para evitar los lugares de anidación para roedores.

No es solo un problema de Hong Kong

”Mi sensación es que esto ha estado sucediendo durante mucho tiempo”, afirma Sridhar. El experto cree que esto probablemente empezó a pasar antes de 2018 y no solo en Hong Kong. El problema, dice, es que no es algo que se esté buscando activamente en otros países.

Y es que se necesita una prueba especializada para hallar la HEV de rata en humanos.

En contraste a lo que señala el experto, solo se ha detectado un caso fuera de Hong Kong, fue el de un hombre en Canadá que había viajado previamente a África, según se reportó en 2019.

Los síntomas son fiebre, ictericia y un agrandamiento del hígado. No obstante, hay casos en los que el enfermo está casi asintomático.

De hecho, las personas sanas, principalmente jóvenes, probablemente no tengan de qué preocuparse; el problema es para quienes tienen un sistema inmunológico debilitado, pues pueden presentar severo daño hepático a largo plazo.

El riesgo está en que el virus infecte a las personas a nivel mundial sin ninguna medida de control. Lo que pondría en peligro a personas de la tercera edad, así como a gente con VIH y condiciones similares.

Vía CNN