Doctora respaldada por Trump cree en aliens, demonios e Illuminati

La doctora Immanuel se hizo popular por asegurar que la hidroxicloroquina cura el Covid-19
La doctora apoyada por Trump que cree en aliens e Illuminati. (Imagen: Especial)

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha apoyado en los últimos días a un grupo de médicos que aseguran que la hidroxicloroquina funciona. Especialmente ha apoyado a la doctora Stella Immanuel, quien es famosa por promover curas sobrenaturales y teorías de la conspiración que incluyen por igual aliens y ritos satánicos.

Te recomendamos: Científicos resuelven el misterioso origen de Stonehenge

La historia ocurrió cuando el blog de derecha Breitbart publicó un video donde un grupo de doctores aseguraban que la hidroxicloroquina curaba el Covid-19. El video consiguió más de 20 millones de reproducciones antes de ser bajado; su éxito fue descrito por la reportera Brandy Zadrozny como “una locura entre los antivacunas y los antimascarillas”.

Tanto Donald Trump como colaboradores y simpatizantes suyos compartieron el video antes de que Twitter y Facebook lo retiraran de sus redes sociales. En los días posteriores, quien más apoyo ha recibido de parte de Trump y su círculo es Stella Immanuel, doctora y religiosa: la comentan, la han retuiteado y ella ha hecho público que busca una reunión con el presidente.

Sin embargo, medios norteamericanos han criticado en días recientes ya no solo las posiciones de Stella Immanuel sobre la hidroxicloroquina, tratamiento para el paludismo que algunos aseguran –aunque no haya pruebas científicas– que puede curar el Covid-19. Ahora la doctora es señalada por otras opiniones suyas.

El video promovido por Breitbart donde aparece Immanuel (Imagen: Especial)

Como lo reporta el sitio Daily Beast, Immanuel promueve en sus sermones que Estados Unidos libra una batalla contra “el Nuevo Orden Mundial”, una “conspiración Illuminati” que busca, entre otras cosas, “promover el divorcio, presentar la homosexualidad como aceptable y borrar el cristianismo de Estados Unidos”.

Igualmente, en su sitio de internet, Immanuel promociona supuestas curas contra enfermedades provocadas “por súcubos e íncubos”. Para justificar estas prácticas ajenas al rigor científico, la doctora alega en su página que “el mundo sobrenatural es tan real como el físico”.

En Facebook ha lanzado videos donde asegura que la hidroxicloroquina funciona contra el coronavirus y que los cubrebocas no son necesarios. Estos videos han sido borrados por la empresa con sede en California, lo que ha provocado el enojo en redes sociales de la doctora:

“Hola, Facebook, restituyan mi perfil y mis videos o sus computadoras empezarán a fallar hasta que lo hagan. No son más grandes que Dios. Se los juro. Si mi página no regresa, Facebook caerá en el nombre de Dios”, escribió en Facebook.

Recientemente la doctora ha declarado que el doctor Anthony Fauci, máxima autoridad contra el coronavirus en el gobierno de los Estados Unidos, toma en secreto hidroxicloroquina, por lo que ha demandado en repetidas ocasiones que le entreguen muestras de su orina para poder comprobarlo.

Medios norteamericanos e ingleses han señalado además que la doctora camerunesa ha escrito una serie de libros donde denuncia una presunta conspiración satánica contra los Estados Unidos. De igual forma, The Independent y Daily Beast han señalado que Stella Immanuel promueve la creencia de que el gobierno ha estado en contacto con alienígenas y que el ADN de estos se usa regularmente en la medicina:

“Ellos usan todo tipo tipo de ADN, incluso ADN de alienígenas, para tratar a la gente”, habría dicho la religiosa en un sermón del 2015.

En el mismo comentado sermón donde habló de una conspiración Illuminati dijo:

“¿Cuánto más vamos a permitir que el enemigo domine nuestra amada nación? ¿Cuánto más permitiremos que la agenda gay, el humanismo secular, los Illuminati y el demoniaco Nuevo Orden Mundial destruyan nuestros hogares, familias y el tejido social de Estados Unidos?”

El presidente Donald Trump no se ha pronunciado sobre las creencias de Stella Immanuel, pero algunos integrantes de su gabinete habrían declarado anónimamente “estar cansados” de esta clase de situaciones.