Jueza de EE.UU. se negó a casar a latino y llamó a la ‘migra’; era residente legal

Jueza-ice-Guatemalteco-boda-racismo

(AP Photo/Julio Cortez)

En 2017, una jueza del estado de Pensilvania retuvo a un ciudadano guatemalteco cuando acudió a la corte para casarse con una mujer estadounidense. Pero en lugar de casarlos, la jueza llamó a los agentes de ICE. Ahora, esta misma juez enfrenta una demanda por violar los derechos constitucionales de un residente legal.

Siete mentiras de Trump sobre migración y que muchos creen

Según medios locales, el 23 de mayo de 2017, Alexander Parker y Krisha Schmick acudieron a la corte de Camp Hill para casarse ante la ley. La ocasión iba a ser presidida por la juez de distrito Elizabeth Beckley.

Cuando se le pidió una forma de identificación, el señor Parker, un hombre nacido en Guatemala, presentó una matricula consular. La juez Beckley de inmediato sospechó que el novio era una persona indocumentada, así que le informó que no podía dejar la corte y contactó a las oficinas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Los agentes de ICE llegaron a la corte e interrogaron al señor Parker en una habitación por separado. Al poco tiempo, los agentes de ‘la migra’ terminaron de hacer sus preguntas, tomaron registro de sus huellas digitales y lo dejaron libre, ya que averiguaron que el presunto indocumentado era un residente legal permanente.

Alexander Parker nació en Guatemala en 1996, pero fue adoptado por una pareja de Estados Unidos cuando tenía 2 años de edad. En 2017 tramitó su green card, un documento de identidad otorgado a residentes permanentes.

A pesar del tiempo que perdieron y la vergüenza de ser sometido a un interrogatorio innecesario, la pareja optó por seguir con la ceremonia. La juez Beckley tuvo que disculparse y no tuvo otra opción más llevar a cabo el proceso de casamiento. La cuota ya había sido pagada.

Este debería haber sido el día más feliz de las vidas de Alex y Krisha. En cambio, se convirtió en una pesadilla, porque esta juez se encargó de actuar como un agente de ICE en respuesta al origen extranjero y la percepción de la raza de Alex.

Así se expresó Reggie Shuford, directora ejecutiva de la ACLU de Pensilvania, en un comunicado de prensa. La ACLU presentó una demanda contra la juez, contra dos entidades judiciales y contra un oficial de la corte.

La demanda plantea que Parker -quien ahora reside en Florida- “se sintió irrespetado y disminuido, y que le ofendió y le molestó que Beckley pensara que estaba sujeto a la deportación porque es latino, de piel oscura y nacido en Guatemala”.

CARGANDO...