Joven con síndrome de Down que no tenía trabajo abre su propia panadería y es un éxito

(Facebook / Colletty's Cookies)

Collette Devito, una joven originaria de Boston, Estados Unidos, de 29 años y con síndrome de Down no podía conseguir empleo. A los 15 años comenzó a desarrollar su pasión por la repostería, y así, preparaba galletas para sus amigos y familiares.

Dunia Camacho Marenco, la mejor nadadora con Síndrome de Down

Posteriormente estudió repostería y al finalizar su carrera decidió que era momento de ir a buscar trabajo, pero fue ahí donde se encontró con una realidad más triste que la de elaborar pasteles.

Una y otra vez los encargados de los puestos que buscaba le decían lo mismo: “Eres muy agradable, pero por el momento sentimos que no encajas en lo que estamos buscando”.

Ella misma llegó a relatar lo que pasaba cuando la rechazaban de los empleos. En una entrevista con el sitio Upworthy, Colette relató: “Fue algo muy doloroso y me sentí rechazada”.

Fue ante los reiterados rechazos a sus solicitudes de trabajo que Collette, lejos de rendirse, decidió fundar su propia panadería con ayuda de su madre y su hermana.

Bautizaron al local como Colletty’s y fue ahí que recibieron su primer pedido de una galleta conocida como The amazing cookie, con la receta secreta de Colette. Un pedido que realizó una importante tienda de Boston.

Joven Con Síndrome De Down Abre Panadería Con Exito, Joven Con Síndrome De Down Abre Panadería, Panadería, Trabajo Para Personas Con Síndrome De Down, Panadería, Collette Devito
(Facebook / Colletty’s Cookies)

Joven con síndrome de Down abre panadería y es un éxito

La fama les llegó pronto y tiempo después, gracias a una entrevista emitida en CBS News, Collety’s pasó de elaborar 100 galletas por mes, a recibir pedidos desde varios puntos de todo el país. A mediados de diciembre del año pasado, contaban con más de 10 mil pedidos.

Collette, decidió que era momento de darle impulso social a su panadería, y por ello, empezó a contratar a personas con algún tipo de discapacidad. En la actualidad, en su compañia trabajan 13 personas y gran parte de ellos tienen alguna discapacidad.

Ahora, Colette realiza reuniones y cursos con personas con discapacidad para animarlos a desarrollar sus propios proyectos de emprendimiento comercial, y para ayudarlos a conseguir empleo.

En los delantales de los empleados de la panadería se puede leer la consigna impuesta por Collette para elaborar sus productos:

“El ingrediente secreto siempre es el amor”.

Pero otra de las leyendas dentro de la tienda refleja el proyecto de esta joven emprendedora: “Cambiando al mundo de a una galleta por vez”. Actualmente Colletty’s recibe pedidos de todo Estados Unidos, y es uno de los proyectos de emprendimiento más importantes de Boston.

En una entrevista con ABC News, Rosemary Alfredo, madre de Collette reveló cómo consiguió que su hija luchara por sus sueños a pesar de todas las circunstancias.

“Nunca la crié pensando en sus limitaciones. Solo pensé: ‘todos lo tenemos. Todos tenemos cosas en las que somos buenos, y cosas en las que no lo somos’. Puedes llamarlas discapacidades. Todos tenemos fortalezas y debilidades. No hay que enfocarnos en ellas”.

Con información de La Nación.
CARGANDO...